La Policía investiga la muerte violenta de una mujer en la calle Pradilla
José Javier Salvador Calvo junto a Rebeca Santamalia durante el juicio en el que fue condenado por el asesinato de su mujer. La letrada ha sido encontrada muerta con signos de violencia en la vivienda de Salvador Calvo. ANTONIO GARCÍA / HERALDO DE ARAGÓN

Una mujer de 47 años, abogada de profesión, ha sido asesinada con arma blanca en un domicilio en Zaragoza. El presunto autor del crimen, José Javier Salvador Cano, de 50 años, ya fue condenado por el asesinato de la que era su mujer en 2003 y se ha suicidado esta madrugada en Teruel al arrojarse por el viaducto, según ha confirmado la Policía Nacional.

La mujer asesinada ahora es Rebeca Santamalia, que fue precisamente la abogada defensora de Salvador Cano en el proceso por el asesinato de su entonces pareja, Patricia Maurel, en La Puebla de Híjar (Teruel).

La delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, ha confirmado que la investigación se enmarca en la violencia de género porque la abogada y su presunto asesino mantenían una relación sentimental extramatrimonial, según ha confirmado el entorno de la víctima.

El marido de Rebeca Santamalia había denunciado su desaparición el jueves a las 21.00 horas por teléfono a una comisaría de la capital aragonesa. La Policía habló con el entorno de la mujer, madre de un hijo, y esas investigaciones condujeron a un piso, propiedad de Salvador. Intentaron localizarle por teléfono, pero al no dar con él, su hermana y varios agentes procedieron a abrir la vivienda, a las cuatro de la madrugada. Entonces era hallada la víctima "asesinada y con evidentes signos de (un ataque de) arma blanca", ha explicado la delegada.

Paralelamente, a medianoche en Teruel un coche de la Policía vió a un individuo caminar por el viaducto. Cuando se acercaron a él, echó a correr y se tiró al vacío. El hombre falleció en el momento. No llevaba documentación, sí una cantidad importante de dinero, pero por las huellas descubrieron que era el propietario del piso en el que se encontró a la abogada Rebeca Santamalia.

Antecedentes por asesinato machista

En mayo de 2003, Salvador asesinó a Patricia Maurel, la candidata del PP a la alcaldía de La Puebla de Híjar, después de haber finalizado la relación.

La acusación argumentó que actuó de forma premeditada y como "afirmación machista". La defensa dijo que sufrió "un arrebato". Los peritos advirtieron que tenía problemas para "controlar su agresividad".

Según el Heraldo de Aragón, el hombre le descerrajó once disparos con un rifle de caza a su mujer, de 29 años, y madre de tres hijos de 8, 6 y 3 años.

Un tribunal popular en la Audiencia de Teruel le condenó a 18 años de prisión, sentencia que confirmó el TSJ de Aragón. El hombre estuvo preso en la cárcel de Teruel entre 2003 y 2013, año en que fue trasladado al Centro de Inserción Social (CIS) de Zuera (Zaragoza), donde trabajaba y dormía en prisión. Desde enero de 2017 se encontraba en libertad condicional.

Desde entonces eran los servicios sociales los que se encargaban de su seguimiento y entrevistas y en 2021 hubiera logrado la libertad definitiva.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha expresado su dolor y repulsa por el asesinato en un nuevo caso de violencia machista que obliga, ha dicho, a redoblar esfuerzos desde todos los ámbitos para que esta "verdadera lacra" sea cuanto antes "un episodio pasado de nuestra historia".

Los compañeros de la letrada han trasmitido su pesar: "Era una persona muy conocida en el Colegio, buena compañera y buena profesional". Comprometida "con la profesión y con la defensa de los derechos de los ciudadanos". Y han recordado que coordinó el Servicio de Orientación Penitenciaria entre 2010 y 2012, "un servicio que no tiene ningún tipo de remuneración y en el que compañeros prestan asesoramiento a los presos, personas que aunque estén en la cárcel siguen manteniendo vivos el resto de sus derechos, esto da una muestra de su calidad profesional y humana".

Siete mujeres asesinadas en 18 días

Con este nuevo crimen machista, ya son tres las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año, según la estadística oficial. En 2018 fueron asesinadas 47 mujeres y 978 desde que en 2003 empezaron a contabilizarse los crímenes machistas.

El primer asesinato de 2019 ocurrió el pasado 3 de enero cuando una mujer dominicana de 26 años fue apuñalada supuestamente por novio en Laredo (Cantabria), y el segundo ocurrió el 12 de enero cuando una mujer de 47 años fue acuchillada en su vivienda en Fuengirola (Málaga) por su expareja, que fue detenido. 

Además, hay otros tres casos en investigación policial y no se descarta ninguna hipótesis. Son los de la joven paraguaya Romina Celeste, desaparecida en Lanzarote y cuyo marido sostiene que no la mató, sino que la encontró muerta y se deshizo de su cadáver; el de una anciana de 95 años agredida por su marido en la residencia en la convivían en Toral (León), y el de una alemana, cuyo cuerpo fue hallado junto al de su marido en su casa de Llucmajor, ella tumbada sobre la cama y él ahorcado en el pasillo. Un séptimo feminicidio bajo investigación es el de Villanueva de la Torre, donde una joven de 25 años fue asesinada a puñaladas.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.