El delegado del Gobierno visita el operativo de rescate
El delegado del Gobierno visita el operativo de rescate de Julen, en Totalán (Málaga). TWITTER

José y Vicky, los padres de Yulen, llevan desde el domingo sin separarse del pozo de Totalán.  "¿Dónde voy a estar si no? Aquí, donde estoy. Y aun así estoy demasiado lejos de él" ha dicho el padre, roto de dolor, en una entrevista que publica el diario Sur. "Mi hijo está aquí, que nadie lo ponga en duda. Ojalá fuese imposible que esté en el pozo, como he oído. Ojalá fueso yo el que estuviera enterrado ahí abajo, y que él estuviera aquí arriba, con su madre".

El padre de Yulen ha hecho declaraciones en las últimas horas para criticar la falta de medios técnicos en las primeras horas del rescate, y también por las dudas que se han planteado sobre dónde está el pequeño.

Al diario Sur, José le ha relatado como ocurrieron los hechos. Fueron a pasar el día al campo a una parcela que es del novio de su prima, en donde iba a empezar pronto unas obras. Además de Yulen, había otros tres menores más en la finca con los dos matrimonio.  "Estábamos preparando una paella. Yo estaba echando leña al fuego y mi mujer cogió el teléfono para avisar de que no iba al trbajo. Ella estaba con Julen y me pidió que yo le echara un ojo mientras llamaba. El crío estaba a cuatro o cinco mentros. Yo fui a coger un par de troncos y el niño echó a correr".

Cuando el padre se quiso dar cuenta ya el niño estaba a unos 15 metros, según su relato. Su prima temía que se tropezara y gritó "¡El niño, el niño!" y entonces tanto ella como el padre vieron al menor caerse por el agujero. "Yo llegué justo después. Aparté como pude las piedras y metí el brazo hata el hombro, apoyando la cabeza contra el suelo, para tratar de alcanzarlo, porque no sabía la profundidad del pozao y creía que estaba más cerca. Yo escuché llorar a mi hijo. Solo pude decirle. Estate tranquilo papaá está aquí y el hermanito (Oliver, fallecido a los tres años en 2017) nos va a ayudar".

El padre del niño lamenta que se ponga en duda que el niño pueda haber caído por ese agujero. "Yo solo quiero a mi niño conmigo, ojalá lo tenga muy pronto. Y cuando lo tenga, se van a dar cuenta. No se debería especular con nada, pero con esto menos todavía. Sé que soy un buen padre. He vivido para mis hijos, me he buscado la vida para comprarles sus 'hobbies', como las equipaciones de fútbol, buena ropita... Es algo que yo no he tenido, por eso quería que ellos vivieran mejor".

El padre asegura en la entrevista que sabían de la existencia del agujero. Que el marido de su prima les advitió de que tuvieran cuidado para que no pisaran mal. Cree que las piedras que lo tapaban estaban mal puestas y se coló el niño, que "está delgadito, pesa 11 kilos".

La Cadena Ser ha informado este miércoles que se han hallado restos de pelo en el orificio del pozo de Totalán, y que el análisis del ADN ha confirmado que son de Yulen, por lo que como la familia y las autoridades han venido defendiendo solo se trabaja con la hipótesis de que el menor está dentro.

Consulta aquí más noticias de Málaga.