Móvil
Una persona con su teléfono móvil. ARCHIVO

Las empresas de telecomunicaciones Teléfonica de España, Telefónica Móviles España, Vodafone España y Orange Espagne van a afrontar una sanción con valor de más de tres millones de euros. La multa, procedente de la Junta de Andalucía, se debe a que las compañías habrían realizado cuatro infracciones muy graves de introducción de cláusulas abusivas en contratos.

Juan Carlos Blanco, portavoz del Gobierno en funciones, ha informado en la rueda de prensa, posterior al Consejo de Gobierno, de que tanto a Vodafone España como a Orange Espagne, se les imponen multas por incumplir los requerimientos de la Administración.

La cifra de estas sanciones se eleva a 3,09 millones de euros, distribuidos entre 1,53 millones para Telefónica por dos infracciones muy graves; 797.502 para Vodafone por una muy grave y otra grave, y 767.02 para Orange por una grave y otra leve.

Los expedientes se han abierto a raíz de una campaña a inspección a servicios de telecomunicaciones desarrollada por la Junta en 2016 y 2017. Durante las inspecciones, como así denunciarion algunos usuarios andaluces, se comprobó que Telefónica imponía a los clientes la modalidad de facturación electrónica en las condiciones de sus contratos, sin haber obtenido el consentimiento expreso, y cobraba 30,25 euros por la rehabilitación de los servicios suspendidos en casos de incumplimientos de obligaciones de pago.

Por su parte, Vodafone realizaba cargos de 20 euros en conceptos como "retraso en el pago" en las facturas de telefonía móvil, entre otras irregularidades, mientras que Orange incurrió en el cobro indebido de cantidades por conceptos como "devolución de facturación" u "otros cargos". Además, ambas entidades imponían también la facturación electrónica en sus condiciones contractuales.

Las telecomunicaciones, uno de los sectores con más quejas

Este tipo de prácticas están tipificadas en la legislación autonómica de consumo, considerándolas como muy graves al concurrir la circunstancia de afectar a bienes y servicios de  uso ordinario y generalizado, con multas entre 60.001 y un millón de euros.

En este caso, cada una de las cuatro infracciones por cláusulas abusivas ha sido sancionada con 765.001 euros. Para la fijación del importe también se han tenido en cuenta los agravantes de reiteración (ya habían sido multadas en los dos años anteriores) y de posición relevante en el mercado.

Por otro lado, a estas sanciones por cláusulas abusivas, se han añadido las específicas por incumplimiento de los requerimientos de la Administración impuestas a Vodafone (32.501 euros) y Orange (2.601 euros). El sector de las telecomunicaciones es uno de los que aglutina mayor número de quejas y reclamaciones en la comunidad autónoma andaluza.