Natalidad
El gráfico de la natalidad HENAR DE PEDRO

Los nuevos datos demográficos en España vuelven para recordarnos el futuro envejecido al que nos encaminamos. Esta vez, es la natalidad la que ha tocado fondo: según las cifras provisionales del primer trimestre de 2018 publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), nacieron en nuestro país 179.794 bebés, el dato más bajo en este periodo desde que se comenzaron a medir los nacimientos, en 1941.

Un bajo número de nuevos ciudadanos también arroja un crecimiento vegetativo (diferencia entre nacimientos y defunciones) peor. El del primer trimestre del año arroja un resultado negativo de -46.590 personas menos. Una pérdida de población que sigue la estela de los últimos tres años. Dato que empeora aún más por el número de defunciones, que durante el primer trimestre subieron un 2,1% respecto al año anterior, hasta llegar a los 226.384 fallecidos.

Por comunidades autónomas, Galicia es la región con peor saldo vegetativo en este semestre (-9.135 personas), seguido de Castilla y León (-7.857) y la Comunidad Valenciana (-5.959). Solo hay cinco comunidades autónomas con saldo positivo, encabezadas por la Comunidad de Madrid (+3.714), Murcia (+997) y Baleares (+428).

En cuanto a los matrimonios –otro dato que también recoge el INE en este informe–, entre enero y junio se han registrado 69.777, un 5,7% menos que en el mismo periodo de 2017. Esta cifra es la más baja en un primer semestre desde 2014. El organismo apunta que casi tres de cada cuatro matrimonios (el 74,4%) que se celebraron en el 2017 fueron civiles.

"Es una condena a muerte, a la soledad y a la pobreza"

Entre las reacciones a estos datos destaca la del director del Foro de la Familia, Javier Rodríguez, que señaló "la necesidad urgente de firmar un gran Pacto Social por la Maternidad, que además de luchar contra el invierno demográfico dé respuesta al deseo expresado por tres de cada cuatro españolas de tener hijos", apuntando a la encuesta realizada también por el INE y publicada el mes pasado que destacaba que más del 75% de las mujeres querían tener, al menos, dos hijos a lo largo de su vida.

Para Rodríguez, "las estadísticas publicadas son demoledoras. [...] Presentan un panorama sombrío para nuestro país, una condena a muerte, a la soledad y a la pobreza para los ciudadanos en un futuro que no está tan lejos como algunos parecen pensar".