José María Aznar
El expresidente del Gobierno José María Aznar clausura el tercer foro Ideas FAES. EFE/ Kai Forsrterling

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha afirmado este lunes que España no ha progresado "un solo paso" ante el Reino Unido ni ante la Unión Europea en la situación que ya tenía con respecto a Gibraltar.

Aznar, quien ha clausurado en Valencia un foro de ideas de la Fundación FAES, se ha pronunciado así sobre el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que España ha conseguido un "triple blindaje histórico" sobre Gibraltar, que contiene por escrito todas las garantías exigidas por España.

El expresidente popular ha asegurado que es "muy difícil" de explicar que se pueda "vender a los españoles como un gran éxito de consecuencias históricas" el que España no haya avanzado, ante el Reino Unido ni ante la UE, en la situación que tenía en relación con Gibraltar.

"No se trata de hacer la evaluación de qué significan tres cartas interpretativas de un texto, porque eso todo el mundo que sabe algo de cómo funciona la UE lo sabe; se trata de si España ha conseguido progresar algo en su situación en relación con la UE y en relación con Reino Unido", ha manifestado.

"Y es muy difícil de explicar y de tener que decir que no", ha concluido el también presidente de la Fundación FAES. EFE

Por otro lado, el expresidente ha reivindicado que la situación judicial del exministro Eduardo Zaplana, en prisión preventiva desde hace seis meses por la Operación Erial, se debería resolver "de una manera fácil, humanitaria y compasiva", palabras que han sido recibidas con aplausos por el público.

Ha indicado que al estar en Valencia tiene la "obligación" de hablar de la situación del expresidente de la Generalitat y recuerda que padece leucemia "con riesgo claro de muerte".

Con independencia de las decisiones judiciales, "que se respetan", ha añadido, y con independencia de los hechos penales, que se juzgarán "si alguna vez" se levanta el secreto de sumario, el Estado de derecho y la justicia "no es incompatible ni con la compasión ni con cierto sentido humanitario".