Marta Riumbau
La 'influencer' es licenciada en Empresariales, Publicidad y Relaciones Públicas. MARTA RIUMBAU / INSTAGRAM

Bali es uno de los lugares más increíbles del mundo: templos, playas, volcanes... Y hasta allí se marchó dos semanas la influencer Marta Riumbau.

Con la primera imagen que subió a su llegada a la isla, los haters comenzaron a atizar a la joven en Instagram por lucir unas botas militares en una zona con tanta humedad. "Bien cociditos los pies", comentaba una persona en la foto.

Ver esta publicación en Instagram

Insistir, persistir, resistir y nunca desistir. - #bali

Una publicación compartida de Marta Riumbau (@riumbaumarta) el18 Oct, 2018 a las 5:47 PDT

Lo mismo sucedió con otra instantánea en la que aparecía en un columpio y el calzado (mismas botas) fue nuevamente objeto de debate. En esta ocasión, la joven explicó el porqué de las botas: "Caminanos mucho para ir a cascadas entre montañas, cuestas... era eso o deportivas y preferí ese calzado :)".

Ver esta publicación en Instagram

So What

Una publicación compartida de Marta Riumbau (@riumbaumarta) el23 Oct, 2018 a las 6:04 PDT

Entre medias, Riumbau no ha dejado de lado sus colaboraciones con marcas, entre ellas, TRESemmé para la que sube posts de su colección para cuidar el pelo rubio. Al contrario que otras influencers, Marta sí que advierte de que el contenido que muestra es publicitario con el hashtag #AD.

El problema surgió con un vídeo que subió Marta en el que aparecía lavándose el pelo en una ducha en medio de la selva. Se encontraba en el área de Uluwatu, al sur de Bali, alojada en el Bubble Hotel. Son las estancias burbuja que se han puesto tan de moda y se encuentran en medio de la nada.

"En ciudad o playa sigo con el champú violeta de @tresemme_spain. Es el tercer bote que gasto y me lo llevo siempre", postea la influencer que lleva ocho años compartiendo en redes sociales contenidos de moda y life&style.

"Directo al mar, ahí no pasaba por ningún tipo de depuradora...", dice un usuario.

A ese primer comentario, Marta contestó diciendo que el mar estaba "a bastantes metros de ahí". De poco sirvió la explicación porque otro mensaje decía: "Todo el ambiente súper ecoturístico y usas un shampoo súper contaminante 😔. Se que es un comercial. Pero es muy triste lo que le hiciste a esas aguas tan vírgenes".

Ver esta publicación en Instagram

Viviendo en mi burbuja. Foto de @michenlo #bali

Una publicación compartida de Marta Riumbau (@riumbaumarta) el22 Oct, 2018 a las 6:05 PDT

"Acabas de contaminar un poquito más utilizando un champú con un montón de químicos e incluso derivados del petróleo por hacerle publi a la marca", escribe indignada una chica.

El tema de la contaminación no fue la única crítica que recibió Riumbau: se la acusó de cosificar enseñando más cuerpo de la cuenta. "Es denigrante que para anunciar un champú todavía tenga que salir una mujer medio desnuda!!! Cada vez que veo algo así me pongo mala", le pone una mujer en la foto.

Ahí, sí que Marta contestó: "A mí nadie me dice lo que tengo que hacer o cómo tengo que hacerlo. Es mi cuerpo, me siento cómoda con sus cosas buenas y malas y si me apetece hacer un vídeo en bañador lo hago, y si me apetece hacer una foto desnuda también. Lo malo está en los ojos que lo ven como algo sexual. Mentes más abiertas por favor, es un cuerpo, lo tenemos todos", concluye.