Gwyneth Paltrow
La actriz Gwyneth Paltrow en la amfAR Inspiration Gala. GTRES

Conseguir un tono de rubio perfecto es más complicado de lo que la gente se piensa. Bien lo saben las que no son rubias naturales y tienen que echar mano de coloraciones. No tiene nada que ver con teñirse el pelo de colores oscuros en gamas que van de negros a marrones. Infinitamente más fácil porque los rubios requieren tiempo y una serie de cuidados. Y sí, son necesarios porque cambiar de una tonalidad oscura a una clara implica decolorar, lo cual estropea mucho el cabello y nos obliga a recurrir a productos que recuperen la estructura capilar.

Sumado a champús y mascarillas especiales para cabellos rubios que nos ayuden a mantener el color. ¿A quién no le ha pasado que su melena dorada va mutando hacia una tonalidad anaranjada?

La estilista Nicola Clarke da una serie de recomendaciones para lograr una tonalidad rubia envidiable. ¿Quién es esta mujer? Entre su clientela figuran famosas como Kate Winslet, Cate Blanchett y nada menos que la modelo Kate Moss, fiel a ella desde los años noventa. La conocen en el sector como 'la reina de las rubias' porque va volando de aquí y allá para ajustar mechas y tonos de Madonna, Margot Robbie, Sienna Miller, Gwyneth Paltrow...

Lo más importante es dejarse aconsejar por un experto que nos ayude a conseguir el color que más favorece en función del tono que tenga tu piel. "Una gran punto de partida es llevar fotos de las gamas de rubio que te gustan", explica la colorista.

Conviene contarle al colorista con qué frecuencia podremos ir a la peluquería para mantener la coloración, cuál es tu estilo y cómo te gusta llevar el pelo. Puede resultar una tonteria, pero esto ayudará a elegir bien "qué tono se va a aplicar sobre el pelo", dice Clarke.

"Si buscas cambiar drásticamente el color de negro a rubio debes esperar unos seis meses. Lleva tiempo y no se puede hacer en una sola sesión", añade. Hay que ser paciente y comenzar a tratar antes el pelo para evitar que sufra lo menos posible. Un cabello bien acondicionado "potenciará al máximo tu nuevo color".

..de cuando era ○xigenada [@edugarciasoyyo y sus fotones por detrás]

Una publicación compartida de Blanca Suárez (@blanca_suarez) el22 Abr, 2018 a las 11:43 PDT

Las melenas rubias deben tener varios tonos que rompan el color.  A la hora de iluminar, para que no sea un tono plano y monocromático, los expertos recomiendan añadir unas mechas sutiles alrededor de la cara o en los extremos. 

Un rubio para cada tipo de piel

Los tonos fríos funcionan bien en las personas de piel clara. Imaginemos a una mujer escandinava, con sutiles mechones blancos fríos como el hielo como los que luce la actriz Kate Bosworth.     

BOOK RECOMMENDATIONS! 📚 What are some of your favorites? I love everything by Murakami and McCarthy.

Una publicación compartida de Kate Bosworth (@katebosworth) el10 Mar, 2018 a las 9:41 PST

Las melenas doradas van perfectas con un balayage porque da un aspecto de rubia natural y sientan estupendamente a quienes tienen una tez tirando a oliva.

Aquellas que tengan pieles morenas lo mejor es usar una tonalidad oscura alrededor de la cara para enmarcala, sin necesidad de aclarar demasiado el tono general.     

Las mechas highlights (reflejos muy sutiles para iluminar) y el balayage en tonos rubios funcionan bien para suavizar y agregar un efecto de profundidad. Cuidado con no elegir un tono demasiado cálido, ya que puede parecer de cobre.

¿Con qué frecuencia se debe mantener el color? Lógicamente, depende del tipo de coloración que nos hayamos hecho y tampoco se trata de una ciencia exacta.

Si es un balayage los expertos explican que se debe retocar cuando han pasado unas diez o doce semanas, mientras que el tinte (retocar la raíz y matizar el color) será de dos a seis y unas highlights entre seis y ocho.