Acción de Greepeace en el Machu Picchu
Greenpeace ha llevado a cabo en las ruinas del Machu Picchu (Perú) una acción para pedir el fin de las emisiones de dióxido de carbono. Greenpeace / EFE

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC) reveló esta madrugada la enorme y urgente tarea de limitar el calentamiento de la Tierra y proporcionar un plan claro para lograrlo. Para Greenpeac, el informe especial alerta de que el calentamiento global superará los 1,5 ºC entre 2030 y 2052 si continúan los ritmos actuales de emisiones de CO2. "Por ello, las emisiones globales deben reducirse a la mitad para el año 2030, antes de disminuir a emisiones netas cero a más tardar a mediados de siglo", ha asegurado Greenpeace.

"Para evitar más trágicos incendios, fenómenos meteorológicos extremos y pérdidas de vidas, debemos reducir a la mitad las emisiones mundiales en una década. Este es un gran desafío, pero es factible y los costes de no seguir el camino correcto son una cuestión de vida o muerte para millones de personas, en particular quienes tienen menos recursos", ha declarado Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace International.

Para alcanzar el objetivo de 1,5 ºC, el consumo mundial de carbón tendría que reducirse al menos en dos tercios para 2030 y caer hasta casi cero para 2050. El petróleo y el gas también tendrán que disminuir rápidamente. Un camino que no dependa de tecnologías de absorción de CO2 necesitaría que el uso de petróleo se redujera a la mitad para 2030 y el de gas en un tercio.

"¿Llegaremos a tiempo? Nadie lo sabe"

"Este es el informe de ciencia climática más singular e importante hasta la fecha. Los líderes gubernamentales y empresariales no tienen dónde esconderse y deben demostrar que entienden la ciencia actuando con la urgencia que exige. Pero todos tenemos un papel. Cada persona tiene que hacer todo lo que esté a su alcance para cambiar de rumbo y seguir el plan que se incluye en el informe del IPCC", ha añadido Morgan.

Las soluciones climáticas naturales, como la protección de los bosques y la reforestación, tienen el potencial de proporcionar más de un tercio de la mitigación económicamente rentable de CO2 necesaria hasta 2030 para un objetivo de 2 ºC, lo que implica un alto potencial para 1,5 ºC también.

"¿Llegaremos a tiempo? Nadie lo sabe. Nos dirigimos a un territorio inexplorado. Lo que importa ahora es que decidamos intentarlo y lo convirtamos en nuestra prioridad absoluta. Sólo entonces tendremos la oportunidad de protegernos de los devastadores impactos que, según la ciencia, comenzarían a acelerarse después de 1,5 °C", explica Morgan. "Los que aseguran que no es realista nos están diciendo que abandonemos a la gente, a las especies, a nuestro asombroso planeta. No aceptaremos esto. Nunca nos daremos por vencidos", ha declarado Kaisa Kosonen, asesora de políticas de la oficina nórdica de Greenpeace.

Respecto a la situación concreta en España, Greenpeace añade: "El Gobierno de España tiene que tomar buena nota del informe del IPCC y presentar una ley de cambio climático y transición energética que asegure que alcanzamos un sistema energético eficiente, inteligente y 100% renovable antes de 2050, empezando con el cierre de las centrales de carbón y nucleares en 2025", ha declarado Tatiana Nuño, responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace España. "El paso dado de suprimir el impuesto al sol, que tiene que ratificar el Congreso, es una señal muy positiva para facilitar la participación de la sociedad en la transición energética a través del autoconsumo".

El informe urge a los Gobiernos a actuar

Desde Ecologistas en Acción, el informe muestra la necesidad e alcanzar las emisiones netas cero antes de 2045. Porque la formació pone el acento sobre cuál será la diferencia entre limitar el incremento de la temperatura global entre 1,5 ºC y 2 ºC. Así, "el informe deja patente como este medio grado de incremento es significativo, ya que de producirse aceleraría enormemente las consecuencias del cambio climático".

Para Javier Andaluz, responsable de Clima y Energía de Ecologistas en Acción, "solo uno de los horizontes presentados por el IPCC, que establece un 66 %de posibilidades de mantenerse por debajo de 1,5 ºC, se puede considerar viable en términos sociales y climáticos". Para ecologistas, el Estado español tiene un papel relevante en este sentido, debido a la especial vulnerabilidad de la región mediterránea que establece con claridad este informe. De hecho, limitar el incremento de la temperatura global en 1,5 ºC reducirá a la mitad el estrés hídrico que sufrirá esta región durante las próximas décadas.

El informe del IPCC debe "urgir a los gobiernos actuar", concluyen. "Un primer paso es que se reconozca la necesidad de alcanzar emisiones netas 0 globales en 2045, de forma que los países más industrializados como España deben alcanzarla antes de 2040. Esto requerirá un esfuerzo sin precedentes que consiga reducir las emisiones globales por encima del 7 % anual, ya que, al ritmo de emisiones actuales, en 12 años será imposible limitar la temperatura global en 1,5 ºC y en 18 años habremos garantizado superar los 2 ºC de incremento de la temperatura global". Y piden "una transformación mundial para frenar el cambio climático, que supone a su vez una oportunidad de desarrollo sostenible para las economías más vulnerables del planeta".