Atasco a vista de dron
Coches atascados en una autopista. FINN / EPA / EFE

El orden que establece la DGT divide los aproximadamente los más de 32 millones de vehículos que hay en España en dos mitades: los que más contaminan, y los que menos. Los 16 millones de automóviles menos nocivos para el medio ambiente según el Plan Nacional de calidad del aire se etiquetaron en cuatro niveles específicos (explicados más abajo).

Esta medida pretende diferenciar entre aquellos vehículos más y menos respetuosos con el medio ambiente ante distintos escenarios. Por un lado, discrimina positivamente los automóviles menos contaminantes en el caso de restricciones de tráfico a nivel municipal por motivos ambientales, y también permite una aplicación más precisa de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente.

La Dirección General de Tráfico (DGT) no enviará más etiquetas medioambientales para vehículos de forma gratuita. Estas pegatinas se harán más indispensables que nunca con el desarrollo cada vez más frecuente de planes anticontaminación en las grandes ciudades.

¿Cómo se clasifican los vehículos?

Hay cuatro niveles en función de las características específicas de cada automóvil y sus emisiones:

  • Cero emisiones: En esta categoría se incluye a motocicletas, triciclos, cuadriciclos y ciclomotores; turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de ocho plazas y vehículos de transporte de mercancías clasificados en el Registro de Vehículos de la DGT como eléctricos de batería, vehículos eléctricos de autonomía extendida, híbridos enchufables (con una autonomía mínima de 40 kilómetros) o vehículos de pila de combustible.
  • Eco: El segundo nivel más amable con el medio ambiente engloba a turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de ocho plazas y vehículos de transporte de mercancías clasificados como híbridos enchufables (autonomía inferior a 40 kilómetros), híbridos no enchufables y vehículos propulsados por gas natural (Gas Natural Comprimido o Gas Natural Licuado) o por gas licuado del petróleo.
  • C: Este etiquetado incluye turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014, así como a los vehículos de más de ocho plazas y transporte de mercancías, tanto de gasolina como diésel, matriculados a partir de 2014.
  • B: Aglutina a turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 y diésel a partir de enero de 2006. Además, se incluyen vehículos de más de ocho plazas y de transporte de mercancías tanto gasolina como diésel matriculados a partir de 2005.


¿Cómo se obtienen los datos de emisiones?

Para realizar esta clasificación, la Dirección General de Tráfico obtiene los datos de emisiones directamente de los fabricantes. Son estos los que dicen cuánto contaminan sus vehículos y qué normativa cumplen: Euro 3, 4, 5 o 6.

En función de estos datos la DGT envía un tipo u otro de distinción a los propietarios de los vehículos. Para los coches nuevos ya se entrega directamente la etiqueta al realizar la compra.


Consulta aquí más noticias de Madrid.