Gisele Bündchen
Gisele Bündchen posa en el photocall de la Semana de la Moda de Milán. GTRES

Gisele Bündchen es de las modelos más icónicas de la industria, pero aparece casi irreconocible en la última portada que ha protagonizado para la edición italiana de Vogue.

La característica melena dorada de la brasileña, de 38 años, cambia a un intenso rojo carmesí (a juego con la manicura) y aparece con un dramático maquillaje ahumado.

"Siempre es divertido cuando interpreto diferentes papeles mientras hago de modelo", escribe Bündchen en una publicación de Instagram en la que ha compartió su nueva portada.

El equipo de moda de la revista decidió transformar a Bündchen para conmemorar en el número de octubre las seis décadas de trayectoria musical de Mina Mazzini, autora de éxitos como Parole, Parole.

Los fotógrafos alentaron a Bündchen a que mirase vídeos en YouTube de las viejas actuaciones de la diva italiana para que imitase sus gestos y expresiones durante el rodaje.

Ver esta publicación en Instagram

It’s always fun when I get to play different roles while modeling and feel what is like to look completely different. Thank you to my sweet friends @luigiandiango @gb65 @efarneti @patti_wilson @danielhernandezdh and @ginaedwards_ for making me look like the most iconic italian singer of all times for a day @mina_mazzini_official 😘 É sempre divertido quando eu posso interpretar diferentes papéis enquanto estou modelando e sentir como é parecer completamente diferente. Obrigado ao meus amigos @luigiandiango @gb65 @efarneti @patti_wilson @danielhernandezdh e @ginaedwards_ por me fazerem parecer a cantora italiana mais icônica de todos os tempos por um dia @mina_mazzini_official 😘

Una publicación compartida de Gisele Bündchen (@gisele) el19 Sep, 2018 a las 3:08 PDT

 "No sólo queríamos homenajear a Mina como cantante, también el extraordinario impacto que ha tenido en la moda, la belleza y en la cultura pop", explicó Emanuele Farneti, editor jefe de Vogue en Italia.

La 'chica Ipanema', quien ha aparecido en 2.000 portadas de revistas a lo largo de su carrera, comentó a Vogue a principios de este año que todavía no se considera a sí misma una modelo.

"No soy un modelo", dijo. "Desfilar es un trabajo que hago, una carrera que tuve. Me permitió ver el mundo, y me pagaron bien por ello. Pero nunca me definió", confesó la brasileña.

Ver esta publicación en Instagram

vorrei che fosse amore...

Una publicación compartida de Team Mina Mazzini (@mina_mazzini_official) el12 Ago, 2018 a las 12:14 PDT