Factura de la luz
Factura de energía eléctrica. JORGE PARÍS

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, comparecerá este miércoles en el Congreso para informar de las medidas que impulsará el Gobierno ante el incremento del precio de la electricidad y de la nueva regulación del bono social eléctrico.

La comparecencia de Ribera, a petición propia, se produce tras la subida de la factura de la luz en el mes de agosto y en medio de un repunte de los precios de la electricidad en el mercado mayorista. El precio tocará este miércoles un nuevo máximo anual, con una media para el día de 75,93 euros por megavatio hora (MWh), según datos del operador del mercado ibérico (OMIE).

Teresa Ribera ha advertido en las semanas previas a su comparecencia que muchos de los elementos que influyen en este incremento, como la subida de los precios de las materias primas, como el gas y el carbón, y de los derechos de CO2 en los mercados, "están muy lejos de la capacidad de acción del Gobierno".

No obstante, ha indicado que en su comparecencia dará una orientación de posibles medidas y ha destacado la importancia de acometer una reflexión profunda sobre el modelo en el medio y largo plazo, actuando sobre los componentes fiscales, de coste regulado y de mercado.

¿Qué propone el resto de partidos para rebajar el recibo de la luz?

PP

El Grupo Popular va a presentar una proposición de ley en la que planteará eliminar el impuesto de generación que incrementa los costes de producción de electricidad. "Desde el PP proponemos la eliminación del impuesto de generación que incrementa en un 7% los costes de producción de electricidad y esta medida permitirá ahorrar 1.700 millones de euros en el precio de generación eléctrica", ha manifestado el PP.

Los populares aseguran que esta eliminación será posible porque su partido va a aplicar los "ingresos adicionales" que, según ha dicho, está teniendo el Ejecutivo como consecuencia del aumento del precio de la electricidad. "La reducción de la recaudación en este impuesto va a compensarse con una mayor recaudación que percibe la administración por las subastas de  derechos de emisión de C02".

Ciudadanos

La proposición no de ley del partido naranja sobre la reforma de la fiscalidad en la factura de la luz insta al Gobierno a realizar, en colaboración con la CNMC, una auditoría y posterior reforma del coste de la factura eléctrica. Con esta iniciativa se trata de determinar adecuadamente qué conceptos determinan el volumen actual de la factura de la luz y qué costes deben ser asumidos por los consumidores.

Además, le pide al Gobierno que impulse una reforma normativa que modifique la base imponible del (IVA) y el Impuesto eléctrico, con el fin de que aquella sea compuesta únicamente por el precio pagado por la electricidad y el coste asociado a las redes de transporte y distribución, excluyéndose el resto de costes del sistema eléctrico añadidos, de conformidad con el Artículo 92 de la Ley 28/2014, de 27 de noviembre.

En el marco de la transición energética, ve fundamental contar con una factura bien ordenada; que no contenga costes fijos en la parte variable y no generé problemas de distorsión entre consumidores a la hora de optar por la generación distribuida. Asimismo, cree que esta factura debe ser competitiva en virtud tanto de las necesidades de familias y empresas como también para favorecer la movilidad eléctrica en detrimento de los combustibles fósiles.

Podemos

El Grupo de Unidos Podemos-En Común Podem-En Marea presentará este miércoles una Proposición no de Ley (PNL) con 13 medidas, entre las que incluye una reducción del coste de la parte fija del recibo y una bajada del IVA para los consumidores vulnerables. "Una reforma así, garantizaría un abaratamiento de la factura para gran parte de la ciudadanía en su residencia habitual", dicen.

También plantearán reducir los pagos por capacidad que reciben determinadas centrales solo por el hecho de estar disponibles. Además, quieren reformar el bono social eléctrico y crear un bono social gasista para que, en ambos casos, su solicitud sea automática, que el único criterio de adjudicación sea la renta del hogar y que sea suficientemente progresivo como para garantizar que cualquier hogar tiene acceso a un suministro esencial.

 Junto con estas propuestas, proponen recuperar la gestión pública de las centrales hidroeléctricas permitiendo que los usos del agua operen en favor del interés general, facilitando una transición hacia un modelo 100 por cien renovable. Además, plantean reformar el mercado eléctrico, del tal forma que se apruebe un gravamen sobre el exceso de retribución que reciben en el mercado centrales ya amortizadas, con el fin de "acabar con los beneficios caídos del cielo".

También piden ajustar la retribución del transporte y la distribución eléctrica, de acuerdo con los recientes informes del organismo regulador y modificar los requisitos, reglas y convocatorias de las subastas para la asignación del régimen retributivo específico a nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovable.