Matteo Salvini
Matteo Salvini, líder del partido ultraderechista italiano Liga Norte. FLAVIO LO SCALZO / EFE

El ministro del Interior italiano Matteo Salvini ha echado mano de su cuenta de Twitter para burlarse sarcásticamente del atentado en una comisaría de Cornellà el pasado lunes. En la red social, el también vicepresidente ha escrito: "Altro bell'esempio di integrazione..." ("Otro bello ejemplo de integración").

Salvini, ultraderechista y contrario a la acogida de migrantes, añadía al citado tuit un enlace a la noticia del diario transalpino ANSA, que titulaba en su sección Mondo: "España: un hombre grita en una comisaría 'Alá es Grande'. Ataque terrorista. En Zaragoza, varios coches se abalanzan sobre los peatones".

Aunque el suceso de la capital aragonesa no tiene relación alguna con el terrorismo, el ministro italiano ha aprovechado la coyuntura para sacar a la luz toda su bilis y volver a expresar su ideología xenófoba.

Además, la Generalitat ha confirmado que el atacante, cuya familia estudia denunciar a los Mossos por presunta negligencia tras ser abatido, estaba armado con un cuchillo y "no formaba parte de ninguna célula".