El atacante de Cornellà
Abdelouahab Taib, el atacante que fue abatido por los Mossos en Cornellà. Redes Sociales / EFE

La familia del hombre que murió tiroteado cuando atacaba la comisaría de Cornellà (Barcelona) se plantea denunciar a los Mossos d'Esquadra por conducta negligente y pedir que el caso no lo investigue la Audiencia Nacional, al considerar que no guarda relación con el terrorismo.

David Martínez, abogado de la familia de Abdelouhab Taib, ha explicado que tiene el propósito de personarse en la causa abierta a raíz del suceso, en principio como acusación particular, ya que entiende que el fallecido pudo ser víctima de una gestión negligente del incidente por parte de los Mossos de la comisaría de Cornellà.

Abdelouhab T. murió ayer por los disparos de una mossa contra la que se había abalanzado, armado con un cuchillo e invocando a Alá, en la recepción de la comisaría de la policía catalana en Cornellà, un ataque con el que supuestamente el hombre buscaba su suicidio a manos de la policía porque no soportaba la presión de ser homosexual en la comunidad musulmana.

El abogado de la familia del fallecido quiere personarse en los próximos días en la causa abierta por el incidente, que ayer asumió el juzgado de instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, competente en casos de terrorismo, por las sospechas de que el suceso podría estar vinculado con el yihadismo.

Para David Martínez, sin embargo, el ataque a la comisaría no tiene ninguna relación con el terrorismo, dado que todo apunta a que obedecía a motivaciones personales, puesto que el fallecido había manifestado a su exmujer su intención de suicidarse por las contradicciones que le producía su condición de musulmán y homosexual.

Por ese motivo, una de las primeras actuaciones que estudia el letrado es solicitar que la Audiencia Nacional remita el caso a los juzgados de Cornellà, que ayer ordenaron la intervención de la pistola de la mossa d'esquadra y encargaron pruebas de balística para determinar con exactitud las circunstancias del tiroteo.

Aunque el abogado todavía no ha tenido acceso a la causa, que está bajo secreto de sumario, el letrado cree que la reacción de los policías al intento de ataque del fallecido pudo ser negligente, al no haber buscado otros modos de neutralizar la agresión sin causar la muerte del asaltante.

Los Mossos explicaron este lunes, horas después del suceso, que se investigaba lo ocurrido como un atentado terrorista, por las dimensiones del cuchillo y por la intención de atacar a los agentes que demostró Taib.

Por la tarde reconocieron que se trató de un asalto en solitario y que no dependía de ninguna célula yihadista. Además, defienden que la actuación de la agente fue "adecuada y proporcional" dada la situación de "extrema gravedad" que vivió.

La familia del atacante considera que éste actuó en un momento de crisis personal y que los agentes no emplearon la debida diligencia, según ha confirmado su abogado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.