Un individuo, identificado como Abdelouahab Taib, originario de Argelia y sin antecedentes policiales, ha sido abatido este lunes al intentar acceder a la comisaría de Cornellà de Llobregat (Barcelona) con un cuchillo "de dimensiones considerables" en la mano y al grito de "Allahu Akbar" (Alá es grande), según fuentes policiales.

Los hechos ocurrieron sobre las 5.45 horas, según informaron los propios Mossos en un tuit. Al parecer, el hombre, que tenía 29 años, era residente en Cornellá y su vivienda estaba a tan solo unos metros de la comisaría. El conseller de Interior, Miquel Buch, confirmó, además, que el implicado no formaba parte de ninguna célula, sino que actuó "solo".

Su mujer explicó a la Policía durante su declaración que el ataque fue un "acto de penitencia" porque el hombre era homosexual y no estaba aceptado en la comunidad musulmana. Había intentado suicidarse, según recoge Europa Press.

Los Mossos han efectuado el registro de la vivienda en la que residía el presunto terrorista y no encontraron armas ni explosivos en el mismo. Participaron los TEDAX, la Unidad Canina, los GEI, Policía Científica y los investigadores. Se desalojó a los vecinos por seguridad durante horas. Además, su excompañera sentimental, separada del asaltantente desde hace una semana, está siendo interrogada por los agentes, según avanza la prensa catalana.

Los Mossos d'Esquadra siguen buscado la motivación de los hechos ocurridos y realizan gestiones para identificar los antecedentes completos del presunto autor a través de su huella digital, tanto a nivel nacional como internacional, en una operación que tratan "como atentado terrorista". Entre los motivos que aducen para ello es la intención clara de atacar a los agentes y los mensajes en árabe que ha emitido el presunto autor de la agresión antes de ser abatido. Buch se expresó en este sentido: "El objetivo eran los policías".

En rueda de prensa, el portavoz de los Mossos, el comisario Rafel Comes, ha indicado que la dirección de la investigación recae en la policía catalana, aunque participarán también en las diligencias el Cuerpo de Policía Nacional y la Guardia Civil, bajo el auspicio del magistrado de guardia de la Audiencia Nacional Ismael Moreno.

"Voluntad homicida"

Sobre los hechos ocurridos, Comes explicó que el agente de guardia de la comisaría abrió de madrugada la puerta al asaltante, cuando le pidió poder realizar una consulta. Ha añadido que el atacante entró "con voluntad homicida", con un cuchillo "de grandes dimensiones", y que el agente "tuvo que repeler la agresión haciendo uso de su arma de fuego".

El atacante murió en el acto, especificó, y el policía que le disparó recibió asistencia psicológica durante las horas posteriores al suceso.

A preguntas de los periodistas sobre la intención del atacante, y la posible premeditación de los hechos, el portavoz de los Mossos ha considerado prematuro anticiparse a los resultados de las pesquisas, aunque ha afirmado que el objetivo del atacante era sin ninguna duda causar daño a los agentes policiales.

Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya ha informado que el juzgado de instrucción número 2 de Cornellà ha ordenado el levantamiento de cadáver del hombre en el interior de la comisaría de los Mossos d'Esquadra, antes de poner el caso a disposición de la Audiencia Nacional.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.