Huelga de taxis
Un taxi realiza servicios mínimos gratuitos para personas con discapacidad y ancianos en el aeropuerto de Barajas tras el anuncio de huelga indefinida. EFE

Los taxistas de Barcelona acordaron este sábado mantener la huelga indefinida contra la concesión de licencias de VTC (alquiler de vehículos con conductor), que usan las compañías Uber y Cabify, una medida a la que se ha unido también el sector del taxi en Madrid, así como el de La Rioja, Valencia y Alicante.

Los taxistas de Madrid han anunciado este sábado una huelga "espontánea" e indefinida para reivindicar la limitación de las licencias de VTC en solidaridad con sus compañeros de Barcelona. En la Ciudad Condal, centenares de taxistas han acordado además en una asamblea mantener indefinidamente la huelga contra la concesión de licencias de VTC y los cortes de tráfico en el centro de la ciudad, dejando sus vehículos inmovilizados en la calzada de la Gran Via, a pesar de que el Ministerio de Fomento ha convocado la semana que viene una reunión con las principales asociaciones del taxi y las VTC para abordar el conflicto.

"La huelga solo la para Fomento", ha proclamado a este respecto el portavoz de Elite Taxi, Alberto Álvarez, que ha exigido al Gobierno cambios legales para frenar estas nuevas licencias VTC en el próximo Consejo de Ministros.

Según ha informado la Federación Profesional del Taxi de Madrid, la entidad apoya la decisión de los taxistas de no trabajar "por iniciativa propia" que ha dejado sin servicio al aeropuerto de Barajas y la estación de Atocha, aunque los trabajadores han acordado prestar servicios mínimos gratuitos para ancianos y personas con discapacidad. "En estos momentos no hay taxis en Madrid", ha dicho Julio Sanz, presidente de la federación.

"Impotentes" ante el auto del TSJC

La huelga de Madrid no se ha convocado de forma oficial sino que ha surgido de la "impotencia y la frustración de los compañeros" por la proliferación de los vehículos sin conductor y la solidaridad con los taxistas de Barcelona, que colapsaron la ciudad condal este viernes tras hacerse público el auto del TSJC que mantiene la suspensión cautelar del reglamento metropolitano que restringe la concesión de licencias VTC.

En el auto, el TSJC acuerda "ratificar" la decisión adoptada el pasado 19 de julio y "suspender cautelarmente" el reglamento, con lo que atiende la petición que le había hecho la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Los taxistas de Madrid exigen al Gobierno central "cambios normativos urgentes" que garanticen la viabilidad del servicio del taxi. "Exigimos una respuesta de la administración que traslade al colectivo la tranquilidad y estabilidad necesaria para seguir desarrollando nuestro servicio", indica la federación en un comunicado en el que acuerda sumarse a las movilizaciones espontáneas.

No obstante, la decisión de la federación no está pactada con el resto de las organizaciones del gremio, ha precisado Julio Sanz.

Este viernes, numerosos taxistas de Madrid bloquearon los accesos al aeropuerto de Barajas, adonde se desplazaron varias dotaciones de la Unidad de Intervención Policial (UIP) para evitar que se produjeran incidentes.

Según han informado varios trabajadores, este sábado a mediodía se ha convocado una asamblea en el aeropuerto de Barajas para analizar la situación y tomar una decisión sobre las movilizaciones.

La Gran Vía de Barcelona seguirá cortada

Centenares de taxistas han pasado la noche con sus vehículos inmovilizados en la calzada de la Gran Vía de Barcelona, entre las calles Entença y Girona, y, según han acordado en la asamblea este sábado, van a mantener indefinidamente esa protesta para seguir colapsando el tráfico en el centro de la ciudad, al tiempo que mantienen la huelga, en plena temporada turística.

En la asamblea, celebrada en el paseo de Gràcia de Barcelona, justo al lado de la calzada que tienen bloqueada, los taxistas han llamado a no cesar las reivindicaciones y han asegurado que el paro está siendo secundado por el 100% del colectivo.

Asimismo, han hecho un llamamiento al resto de taxistas de España para que se sumen a sus movilizaciones, tras celebrar que el colectivo de Madrid haya decidido secundar también la huelga.

Según portavoces de los taxistas, entre los vehículos inmovilizados en la Gran Vía, los que cortan los accesos al aeropuerto y un grupo de "piquetes" móviles, son ya cerca de 4.000 los coches que se han movilizado. A ellos se sumarán otros 300 taxis procedentes de Sevilla y efectivos que llegarán a Barcelona desde el País Vasco y de poblaciones catalanas como Vilanova i la Geltrú o Mataró (Barcelona).

"Esta lucha es de todos", ha afirmado el portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, que ha pedido a los taxistas un aplauso para la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por el apoyo que está demostrando a sus reivindicaciones.

La Rioja, Valencia y Alicante se suman a la protesta

En comunidades o provincias como La Rioja, Valencia y Alicante, las diferentes organizaciones del sector se han sumado a los paros de los taxistas de Barcelona y Madrid.

En La Rioja, la Asociación de Taxistas ha anunciado que este domingo, a las 6.00 horas, iniciará una huelga que se mantendrá hasta la madrugada del próximo martes, 31 de julio. Esta asociación agrupa a prácticamente todo el sector del taxi en la comunidad riojana, especialmente en las ciudades de Logroño y Calahorra-, y su convocatoria de paro se prolongará desde esta madrugada, a las 6.00 horas, hasta las 12 de la noche del día 31.

Los servicios mínimos de la huelga no se han decretado todavía y serán fijados en una reunión con el Ayuntamiento de Logroño, que es donde se concentra casi el 60% del número de licencias de taxi de La Rioja (95 de 169).

En Valencia y Alicante, las organizaciones de taxistas de las áreas de prestación conjunta han anunciado que el próximo lunes, 30 de julio, también se sumarán a los paros para pedir que se limiten las licencias de vehículos de transporte con conductor (VTC).