Antonio Manuel Guerrero, el guardia civil condenado a nueve años de prisión por abusos sexuales a una joven en los Sanfermines de 2016 junto con los otros miembros de La Manada, intentó el lunes 25 obtener el pasaporte, pero su petición fue rechazada.

Según la diligencia a la que ha tenido acceso EFE, la jefa del equipo de expedición de esos documentos en la oficina de Tablada-Sevilla le comunicó la imposibilidad de realizar ese trámite por tener prohibida la salida del territorio nacional.

Guerrero había solicitado cita previa para realizar ese trámite y acudió a la oficina a las 11.30 horas. Una hora después, se personó ante el juzgado de guardia de Sevilla para cumplir uno de los requisitos que le impuso la Audiencia de Navarra para salir en libertad provisional, que fue concedida al entender, entre otros factores, que no había riesgo de fuga.

La Policía Nacional ha confirmado la información a través de su cuenta de Twitter.

Su abogado lo niega

Jesús Pérez, abogado de Antonio Manuel Guerrero, ha explicado que es "falso" que su cliente haya ido a Comisaría a obtener su pasaporte "para salir del país", sino que tiene el documento caducado y ante la obligación impuesta por la Audiencia de entregarlo en los cuatros días siguientes a su puesta en libertad "ha ido a preguntar si se lo tenía que sacar o no".

"Es absurdo pensar que es para salir del país, él no quiere problemas y ha ido por un exceso de celo", ha insistido el abogado defensor del agente del Instituto Armado condenado.

En este sentido, ha anunciado que va a presentar un escrito a los juzgados para que aclare cómo ha de proceder Antonio Manuel Guerrero en la entrega de su pasaporte, que actualmente tiene caducado.

Por último, ha señalado que es "lamentable" que por parte de la Policía Nacional se levante "este bulo", es "hacer daño por hacer".