Miembros de La Manada
Imagen del exterior de la cárcel de Pamplona donde se encuentras tres de los cinco miembros de la Manada encarcelados. EFE

La Audiencia de Navarra ha emitido este viernes el auto de libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros para los cinco miembros de La Manada, en el que considera que las circunstancias han cambiado y ya no existen los motivos que en su día llevaron a mantenerlos en prisión, como el riesgo de fuga o la reiteración delictiva. Estos son los argumentos esgrimidos:

  • La "insolvencia" de los procesados para "procurarse una fuga eficaz", la falta de amistades o relaciones que pudieran ayudarles a conseguirla, y el "hecho notorio de que han perdido toda capacidad de anonimato".
  • El riesgo de fuga vinculado en su día a las altas penas solicitadas "ha perdido notablemente fuerza" con las condenas de 9 años de cárcel dictadas.
  • "No cabe ahora, por razón de una sentencia condenatoria, negarles" el arraigo familiar y social de todos los condenados, ni tampoco alegar un "riesgo genérico y no concreto", que "las partes acusadoras no han tratado siquiera de reseñar".
  • La prórroga de la prisión sería "meramente punitivo o de anticipación de la pena".
  • La sala rechaza como base una causa "sub iudice" abierta contra cuatro de los cinco procesados por hechos similares en la localidad de Pozoblanco.
  • Además, ha cuestionado la licitud de las pruebas que dieron inicio a la apertura de investigaciones.
  • Subraya que ninguno de los condenados -a nueve años- cuenta con antecedentes penales por hechos como los juzgados en Pamplona.
  • Tiene en cuenta igualmente las "extraordinarias dificultades" que van a encontrar para una vida normal por la "magnitud" del "rechazo social" que ha generado "la repercusión" que ha tenido el caso y "la presión que ha desatado".
  • La resolución aborda el derecho a la intimidad de la víctima y su entorno para poner de relieve la distancia de 500 kilómetros que separan los domicilios de los miembros de La Manada, en Sevilla, con el de su víctima, en Madrid.
  • En este sentido precisa que esta distancia puede "garantizar la tranquilidad y sosiego de la joven" y cabe adoptar otras medidas "menos gravosas que la prolongación de su situación de prisión provisional".

La sentencia, dictada con el voto discrepante del presidente del tribunal, pide para los cinco acusados una fianza de 6.000 euros para su puesta en libertad provisional.