El Gobierno de Pedro Sánchez quiere exhumar los restos del dictador Francisco Franco y trasladarlos fuera del Valle de los Caídos, según afirmó este lunes el portavoz de la Ejecutiva socialista, Óscar Puente.

Puente, que compareció en una rueda de prensa en Ferraz tras la reunión de la Ejecutiva del PSOE, aseguró que esta decisión está "bastante clara" y que, aunque no es una cuestión "urgente", ha llegado "el momento de tomar esas decisiones".

El dirigente socialista agregó que las decisiones se tomarán "con las menores estridencias posibles" y con el "máximo consenso posible", si bien precisó que el PSOE "no puede incumplir" sus "compromisos" si no se produce un acuerdo entre todas las fuerzas políticas.

Este lunes, a su llegada a Ferraz, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, garantizó que el Ejecutivo cumplirá con la proposición no de ley aprobada por el pleno del Congreso en mayo del año pasado para exhumar los restos del dictador.

"Daremos cumplimiento a lo que el Congreso ya decidió que se hiciera", comentó la también ministra de Igualdad, que prometió que la acción del Gobierno "irá en los términos" que el PSOE propuso "como grupo parlamentario".

El Congreso ya lo aprobó

En mayo de 2017, el Pleno del Congreso aprobó, con la abstención del PP y ERC, una iniciativa del PSOE que pedía al Gobierno de Rajoy un nuevo impulso de la Ley de Memoria Histórica y exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos.

La proposición no de ley de los socialistas también reclamaba trasladar a José Antonio Primo de Rivera a un lugar "no preeminente" del edificio, así como estudiar la creación de bancos de ADN para la identificación de desaparecidos.

Lo que no hizo Puente este lunes es precisar cómo se abordará esta cuestión, sino que "será el Gobierno el que determine los pasos para ir cumpliendo la ley de forma paulatina".

La vía portuguesa

El portavoz socialista, por lo demás, señaló que con la llegada de Pedro Sánchez al poder ha cambiado la "dinámica" política en España, donde "todo estaba preparado" para la llegada del "Macron español" y donde se abre ahora una "dinámica portuguesa".

En ese marco, y preguntado por si Unidos Podemos es el "socio preferente" del PSOE, advirtió de que los socialistas no suman "lo suficiente" con el partido morado, por lo que habrá que "dialogar con todo el mundo" para "alcanzar acuerdos".