Pablo Iglesias e Irene Montero
Pablo Iglesias e Irene Montero durante la reunión Rumbo 2020: La revolución ya es feminista. EUROPA PRESS - Archivo

Las bases de Podemos han ratificado, con un 68,42% (128.300 votos) la permanencia de Pablo Iglesias e Irene Montero en los cargos de secretario general y portavoz parlamentaria, respectivamente, tras la polémica generada en torno al chalet de 600.000 euros que los dirigentes han comprado en Galapagar.

No obstante, casi uno de cada tres (el 31,58%, 59.224 votos) se ha mostrado partidario de la dimisión de Iglesias y Montero de sus respectivos cargos. En blanco han votado 652 personas, un 0,35% de los participantes, en una consulta a la que estaban convocados 487.772 militantes.

Según ha informado el secretario de organización de la formación morada, Pablo Echenique, la consulta ha logrado el récord de participación: 188.176 votos. La cifra supera en 33.000 el dato de participación de Vistalegre 2, que hasta ahora ostentaba el récord en una consulta de Podemos. La participación era además una de las claves de la consulta, porque Pablo Iglesias había redoblado su apuesta al anunciar que una baja participación les obligaría a dimitir.

La consulta a los inscritos de la formación morada sobre la "credibilidad" de Iglesias y Montero fue promovida por ellos mismos tras publicarse en los medios las fotos y los datos de la vivienda que ambos han comprado en la localidad madrileña de Galapagar.

Menos apoyos a Iglesias que en Vistalegre 2

Si se comparan las cifras con el proceso de Vistalegre 2, en el que Iglesias fue ratificado como secretario general al frente del partido con 155.000 apoyos, el líder de Podemos ha cosechado un respaldo mucho menor entre las bases en esta ocasión, ya que entonces renovó su mandato con casi el 90% de los votos. El equipo de dirección de Iglesias también fue el más votado entonces, con un 60% de los apoyos.

Según los datos facilitados por Echenique, en el recuento de los votos ha participado un Comité Electoral formado por representantes del Equipo de Informática, de la Secretaría de Organización y de la Comisión de Garantías y por cuatro personas del Consejo de Coordinación de Podemos —Gloria Elizo, Pablo Bustinduy, Idoia Villanueva y el propio Echenique—.

El secretario de Organización no ha mencionado si ha habido una auditoría externa en el proceso de recuento.

La pregunta realizada a las bases en esta consulta —que se inició el pasado martes y concluyó este domingo— era la siguiente: "¿Consideras que Pablo Iglesias e Irene Montero deben seguir al frente de la secretaría general de Podemos y de la portavocía parlamentaria?". No se hizo mención en ella a la vivienda de Galapagar porque ambos dirigentes insisten en que no están consultando a las bases sobre la casa en la que quieren vivir, sino sobre si con sus circunstancias y decisiones personales mantienen la credibilidad para seguir en sus puestos.

Respecto al debate generado en torno a Iglesias y Montero, Echenique ha defendido en un comunicado publicado en Facebook que ambos políticos "han actuado de forma coherente y honesta" y ha dado las gracias a las 188.176 personas que han participado en total en la consulta. "Habéis dado un ejemplo democrático y habéis señalado el camino. Nos habéis devuelto las fuerzas y la confianza que algunos querían quitarnos esta semana", ha asegurado el secretario de organización de Podemos.

Reacción de Iglesias

Tras conocerse estos resultados, el líder de Podemos ha difundido un mensaje en las redes sociales donde ha agradecido la participación en la consulta y los apoyos recibidos, y ha recordado que toma nota "del mensaje del 30% de inscritos que no nos han apoyado. No han sido días fáciles para nosotros, pero tampoco para la gente de Podemos", ha dicho.