Valtonyc
Valtonyc. FESTIVAL IN-SOMNI - Archivo

"Puta policía y puta monarquía" o "Cuando digo Gora ETA delante de un guardia civil, por eso te encierran y no por ser un hijo de puta como Urdangarín". Estos son algunos de los versos por los que el rapero Valtonyc  tenía que haber ingresado este jueves en prisión. Ha huido a Bélgica porque considera que debe "desobedecer".

El mallorquín José Miguel Arenas se sentó ante el juez por 16 letras en las que mezcla insultos a la familia real, frases de apoyo a ETA e incluso amenazas a políticos como Esperanza Aguirre  o Alberto Ruiz Gallardón.

"Que tengan miedo, joder. Que tengan miedo", que tengan miedo como un guardia civil en Euskadi", dice el rapero en la canción 'Deberían tener miedo'.

"Quiero transmitir a los españoles un mensaje de esperanza, ETA es una gran nación". Esta está incluida en el tema 'Microglicerina', que además añade una mención al actual ministro de Hacienda: "Un atentado contra Montoro, otro logro para vosotros".

En la sentencia también se recoge la canción 'Dolores de amonal'. En ella, Valtonyc se refiere a María Dolores de Cospedal y de nuevo a ETA. Además, hace referencias al regreso de la guillotina. "La dimisión de Mariano Rajoy no será hoy, los asesinos no dimiten, ¡se les destierra!", añade el rapero.

Contra el PP y el PSOE

En 'Que se levanten los caídos' vuelven las injurias a la Corona. "El rey  tiene una cita en la plaza del pueblo, una soga al cuello y que le caiga el peso de la ley", canta en referencia a la figura del monarca.

Los partidos políticos también tienen su espacio en las letras por las que se condena al cantante. 'El mundo da licencia para matar' es otro de los temas, e incluye citas como la siguiente: "Del PP  lo que hizo el PSOE, terrorismo es el BOE y no callaré. Pondré cojones. Aunque quieran criminalizar mis emociones, soy fuerte y lucharé". En este tema incluye, asimismo, amenazas a Esperanza Aguirre: "Mataría a Esperanza Aguirre, pero antes, le haría ver cómo su hijo vive entre ratas".

La condena

Arenas se enfrenta una posible condena de tres años y medio de cárcel. Está acusado de delitos de enaltecimiento del terrorismo, calumnias e injurias graves a la Corona, y amenazas no condicionales.