Fotografía de Michaell
Fotografía de Michaell, el menor desaparecido este jueves cuando se dirigía al colegio. TWITTER

Michaell, el menor de 16 años que desapareció este jueves cuando se dirigía al colegio en Arganzuela, ha aparecido este sábado de madrugada en Estremera en buen estado aunque algo desorientado, y con ampollas en los pies.

Según ha explicado la madre del menor, Suri, su hijo durmió la noche del jueves al viernes a la intemperie porque según les explicó cuando se reencontraron "quería experimentar qué era la calle".

Fue en la medianoche de este viernes cuando Michaell fue divisado en Estremera por un hombre que lo llevó a comer a su casa y después al Hospital de Arganda, donde contactaron con sus padres. Ya se encuentra en casa "descansando".

Cuando desapareció, Michaell vestía "chándal gris con bolsillos laterales, con unas letras laterales, así como una camiseta de manga corta color verde fluorescente y una sudadera color azul oscuro, con zapatos azul oscuro con suela color blanco", según la denuncia. Asimismo, llevaba una mochila azul oscuro y una bolsa de mano "tipo mochila pequeña".

El joven fue visto por última vez antes de salir de su casa, en el distrito de Arganzuela, para dirigirse al colegio, a poco más de un kilómetro de distancia.

Según la denuncia interpuesta por el padre del menor, Michaell salió de su casa a las 08.05 horas del jueves para ir al colegio, los Salesianos de Atocha, donde cursa 4º de la ESO. El padre denunció la desaparición ese mismo día.

El padre explicó que a las 15.20 horas llamó al colegio preocupado por la tardanza de Michaell, que suele llegar de vuelta del colegio a las 14.40 horas, y le dijeron que no había ido a clase.

Según la denuncia, el personal del centro escolar confirmó que el niño "no tiene ningún tipo de problema ni circunstancia fuera de lo común en dicho centro".

Consulta aquí más noticias de Madrid.