La dirección de Podemos decidió este lunes no imponer sanción alguna a la diputada Carolina Bescansa por la filtración, a mediados de la semana pasada, de un documento en su canal de Telegram donde planteaba un posible pacto con Íñigo Errejón para copar los primeros puestos de la lista del partido por Madrid y derrocar posteriormente a Pablo Iglesias. Tanto Bescansa como Errejón se distanciaron inmediatamente de ese plan, que sin embargo causó un importante revuelo interno y precipitó un acuerdo de unidad entre Errejón y el sector pablista para las primarias de Madrid.

Según expresó el secretario de Organización, Pablo Echenique, en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Coordinación de Podemos, el partido no tomará "ningún tipo de acción". Echenique expresó que está "contento" por la "solución" alcanzada y por el "acuerdo de unidad" entre el secretario general autonómico en Madrid, Ramón Espinar, y el aspirante a encabezar la candidatura regional, Íñigo Errejón, e insistió en que "no hacen falta más valoraciones respecto de lo ocurrido la semana pasada". "Todo el mundo lo ha visto", zanjó.

A preguntas de la prensa sobre si la propia Bescansa –que no tiene cargo orgánico alguno y es diputada rasa en el Congreso– debería dar un paso atrás, Echenique consideró que "esa pregunta habría que hacérsela a ella". "Nosotros hemos decidido no tomar ninguna medida, y con respecto de su opción personal no soy yo quien tiene que valorarla ni solicitar nada, sino ella valorarla y explicarla a los medios cuando se lo preguntéis", concluyó.

Poco después, en declaraciones a La Sexta, Bescansa dijo que no se plantea dejar su escaño. "Ni se me pasa por la cabeza dejar el escaño. Es un disparate", apuntó. La diputada reconoció que el documento salió de su ordenador, pero agregó que es "no es motivo" para abandonar el Congreso. "Si dimitiera por algo así sería decirle a la interna de Podemos que si una persona se quisiese postular a la dirección regional, autonómica o nacional podría acarrearle problemas o tener que salir de la organización. Me parece un disparate", zanjó.

La foto del 'nosotras'

Errejón, Iglesias y Espinar, en la sede de Podemos la semana pasada.

Echenique compareció junto a la coportavoz de la ejecutiva de Podemos, Noelia Vera, quien se refirió a la polémica suscitada la semana pasada cuando Pablo Iglesias, Ramón Espinar e Íñigo Errejón anunciaron un acuerdo para la lista de Madrid en la sala de prensa de la sede del partido, donde estaba escrita la palabra "nosotras" en la pared. Vera admitió que aquello "fue un error", y prometió "mejorar" y "tomarse los errores como algo para seguir avanzando". Este lunes, ese cartel –colocado inicialmente con motivo de la huelga feminista del 8M– había sido ya retirado y reemplazado por otro fondo.

Tania Sánchez, número dos de Errejón

Finalmente, y sobre la designación de Tania Sánchez como número dos en la lista de Íñigo Errejón para optar a la candidatura de Podemos en la Comunidad de Madrid, Echenique sostuvo que "no corresponde a la ejecutiva estatal valorar listas autonómicas", si bien recordó que el sistema del partido es de primarias con listas "desbloqueadas" y "abiertas", por lo que los inscritos pueden alterar el orden de los candidatos. "Van a ser los inscritos e inscritas los que, son su voto, valoren a cada una de las personas que se han presentado", zanjó.