La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha comunicado este martes a la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) que renuncia al título de su polémico máster a través de una carta con la que ha logrado el respaldo del PP, desde su secretaria general, pero que no ha convencido a la oposición en la Asamblea. Ni Ciudadanos, ni PSOE ni Podemos han variado su posición. Los primeros, exigiendo su renuncia y sustitución y los últimos, pidiendo a los naranjas que se sumen a la moción de censura.

Este martes empezó con la publicación en OKDiario de la carta que Cifuentes remitió al rector de la URJC, Javier Ramos, en la que la presidenta pedía disculpas por los "agravios" que hayan podido sentir otros estudiantes pero asegura que cumplió con todo lo que le pidió la universidad y todo lo que exigía la ley.

Según ha explicado la propia presidenta, la renuncia a su máster es una "decisión personal" a la que dice tener derecho y ha negado que sea una medida acordada con el presidente del PP, Mariano Rajoy, para evitar su dimisión, a pesar de lo que ha asegurado que "tengo el apoyo de mi partido y de mi presidente".

"Sencillamente, yo ese máster no lo quiero", ha explicado en su comparecencia al término del Consejo de Gobierno de este martes.

Reproches al rector

En su misiva, Cifuentes lanzaba también un reproche al rector que detallaba horas después el portavoz popular en la Asamblea de Madrid, Enrique Ossorio, que "sin haber pedido ella las actas [de la evaluación de su Trabajo de Fin de Máster (TFM)], desde el Rectorado se le dio y en la Puerta del Sol se vio como una documentación veraz y por eso se transmitió a los medios de comunicación".

"Es muy triste que 15 minutos después el rector anunciara una investigación interna", ha añadido Ossorio, que ha reafirmado el cerrado apoyo que el PP de Madrid ha brindado a su presidenta desde que estalló la crisis.

"Valoramos muy positivamente el escrito que la presidenta ha dirigido al rector", es "una muestra de responsabilidad", ha dicho y ha insistido en que "el Gobierno de Cifuentes lo está habiendo muy bien" y pidió a Ciudadanos que "recapacite" en su tentación de apoyar una moción de censura que llevaría a un "gobierno de izquierda" en la Comunidad de Madrid.

Desde el PP madrileño, el respaldo a Cifuentes por su renuncia al máster se ha extendido este martes por el PP, empezando por su secretaria general, María Dolores de Cospedal, su gran valedora y que este martes se reafirmó en su respaldo a la presidenta.

"Me ha parecido una carta muy bien fundamentada y muy explicativa de todo lo que ha ocurrido", ha sostenido la también ministra de Defensa. "Y sí, la sigo apoyando", ha subrayado en los pasillos del Congreso, donde el portavoz popular, Rafael Hernando, también ha defendido a la presidenta madrileña. Él, ha dicho, no cree que haya mentido sobre su máster y ha considerado que la moción de censura contra ella es "absolutamente injustificada".

No convence a la oposición

Frente al respaldo en su propio partido, Cifuentes no ha logrado convencer con su renuncia al máster a ningún partido de la oposición en la Asamblea. Ciudadanos se mantiene en exigir a Rajoy la renuncia y sustitución de la presidenta y PSOE y Podemos, en que la única salida a la situación es un cambio de gobierno a través de la moción de censura a la que instan a sumarse al partido de Albert Rivera.

El portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, afirmó que "hoy, en el nuevo capítulo de la telenovela", más que una carta de renuncia al máster, se trata de una "carta de confesión" en la que Cifuentes "reconoce que ha recibido trato de favor" en la URJC.

"No son explicaciones, es reconocer hechos gravísimos", ha dicho sobre el escrito al rector. Sobre el PP, denunció que "han intentado pasar página, como no han podido han puesto el ventilador, con el único objetivo de mantener a una persona al frente de la Comunidad de Madrid y eso no se puede permitir".

Para Aguado, Cifuentes busca "un atenuante de cara al posible juicio" por medio de una carta que para nada modificó la exigencia de Ciudadanos a Rajoy para que la sustituya por otro "presidente o presidenta".

"Hoy seguimos esperando la respuesta del PP, que nos digan si van a proponer un candidato alternativo o van a preferir un cambio de Gobierno en la Comunidad de Madrid", advirtió Aguado.

Precisamente, el cambio de Gobierno a través de una moción de censura es lo que han seguido defendiendo PSOE y Podemos, también a pesar de la carta de Cifuentes. Ambos grupos coinciden en resaltar que un título universitario es un "derecho irrenunciable", de modo que la presidenta no puede despojarse de él.

"Cuando se renuncia es porque no ha existido tal cosa", ha asegurado la portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta. "Si el título es legítimo es irrenunciable", ha terciado el portavoz socialista, Ángel Gabilondo.

Para Ruiz-Huerta, la carta es "una declaración retorcida y manipuladora de que no ha existido nunca el derecho a adquirir ese título porque no podría, aunque quisiera, renunciar a ese máster".

Ha considerado que lo "valiente" habría sido que Cifuentes compareciera ante los madrileños "para decir que ha mentido". Sin embargo, tampoco en ese caso Podemos habría cambiado de opinión sobre lo que tiene que suceder con la presidenta. "Se tiene que ir porque lo que ha pasado es gravísimo", ha afirmado.

Gabilondo también ha puesto el acento en que no se puede renunciar a un título de máster por más que Cifuentes lo haya escrito "en mayúsculas", como una palabra "que estalla" en su carta al rector de la URJC.

Para el socialista, que ha leído algunos fragmentos de la misiva, ni siquiera queda claro si renuncia al título o a su "utilización". En todo caso, ha retierado que el PSOE sigue "donde estábamos, en la moción de censura" para acabar con una situación "insostenible".