Concentración en Getafe
Concentración de repulsa ante el presunto parricidio de Getafe. EFE

Raquel M.M, madre de los niños asesinados presuntamente por su padre en Getafe (Madrid), es profesora de francés del colegio de los Padres Escolapios y defensora de los niños pluridiscapacitados, como su hijo de trece años que sufría dificultades de movilidad por una parálisis cerebral.

“Se ha entregado en cuerpo y obra a ayudar a niños con ese tipo de disfuncionalidades”, afirmaba un vecino entrevistado por La Sexta. A lo largo de varios años había participado en la Asociación Dedines, que se ocupa de la defensa de menores  discapacitados con necesidades especiales, pero más tarde decidió crear una fundación propia, la Asociación Alma.

Los vecinos de Getafe se preguntan ahora la razón del crimen: "Es una bellísima persona que ha hecho todo por sus hijos", aseguraba una mujer entrevistada.

Este fin de semana, esta asociación tenía previsto un torneo solidario de fútbol para recaudar fondos, pero tras lo sucedido, se ha suspendido de forma indefinida en señal de luto.

Tres días de luto

El Ayuntamiento de Getafe decretó el pasado martes por la noche tres días de luto oficial por la muerte de los dos menores. El Consistorio también ha suspendido todos los actos oficiales que tenía programados para este miércoles.

"Queremos que esta concentración sea una muestra de solidaridad con Raquel, a la que queremos devolver toda la solidaridad que Raquel ha hecho para hacer de Getafe una ciudad mejor en defensa de los niños con pluridiscapacidad", ha destacado la alcaldesa Sara Hernández (PSOE), que ha querido calificar a Raquel como "madre coraje" por su labor.