Un niño de 13 años y su hermana, de 8, murieron calcinados en un incendio ocurrido este martes por la tarde en una vivienda de Getafe (Madrid) que pudo ser provocado por el padre de los menores, quien después se suicidó al colocarse al paso de un tren de Cercanías.

El incendio ocurrió en una vivienda situada en la calle Benjamín Palencia, número 9, en pleno centro de Getafe, junto a la catedral. Alrededor de las 20.15 horas los vecinos alertaron del fuego a los servicios de Emergencia. Cinco minutos más tarde, hacia las 20.20 horas, en el teléfono 112 de la Comunidad de Madrid se recibía un aviso que comunicaba que un hombre había fallecido arrollado por un tren en la estación de Cercanías de Getafe Industrial. El hombre resultó ser el padre de los pequeños.

Se trata de A. G. L, de 46 años, español y sin antecedentes policiales, quien durante la tarde de este martes había permanecido junto a sus hijos en la vivienda de la calle Benjamín Palencia, donde, al parecer, estaba domiciliado junto a la madre de los niños y no existían denuncias por malos tratos ni orden de alejamiento en la pareja.

Las hipótesis que baraja la Policía es que el hombre incendió el piso, salió después cerrando la puerta con llave y dejando a sus hijos dentro, y se dirigió a la estación de Cercanías de Getafe Industrial, próxima a su domicilio.

Una vez allí, el hombre se colocó de pie, en mitad de la vía, a la espera de la llegada del tren, que no pudo evitar arrollarlo y causar su muerte, según el testimonio del maquinista.

Fuentes de la investigación han indicado que la madre se hallaba fuera del domicilio en el momento de desencadenarse el incendio y que llegó cuando los Bomberos y la policía se disponían a tirar la puerta abajo para tratar de sofocar las llamas. Fue ella quien abrió el piso para que pudieran acceder los equipos de Emergencia, mientras les informaba de que dentro se encontraban su marido y sus hijos, un niño de 13 años afectado de parálisis cerebral, y una niña de 8 años.

Los cuerpos calcinados de los pequeños fueron encontrados por los Bomberos en el interior de la vivienda, tendidos encima de la cama de matrimonio, sin que por el momento se haya podido determinar si fallecieron antes de desencadenarse el incendio o a causa del abundante humo y las llamas.

La madre de los niños, que es profesora de francés en un colegio de Getafe y expresidenta de la Asociación Dedines de defensa al niño discapacitado, fue atendida por el Summa 112 de una crisis de ansiedad y trasladada a dependencias del Ayuntamiento de Getafe, donde permaneció junto a otros familiares, sin que se le pudiera tomar declaración debido al fuerte shock que presentaba.

Un dispositivo de seguridad y de los servicios de emergencia acordonaron los alrededores de la vivienda incendiada, hasta que a última hora de la noche fueron trasladados los cuerpos sin vida de los menores, una vez que el juez ordenó el levantamiento de los cadáveres.

Traslado al tanatorio

Los restos de los dos hermanos han sido trasladados la tarde de este miércoles al tanatorio de la localidad madrileña de Getafe.

Los féretros han salido sobre las 19.15 horas del Instituto Anatómico de Madrid, en la Ciudad Universitaria, donde se ha practicado la autopsia a los dos menores.

Los cuerpos han sido conducidos en furgón funerario hasta Getafe, donde han llegado minutos antes de las siete de la tarde. Está previsto que a las 15.00 horas del jueves sean enterrados en el cementerio municipal, según han indicado fuentes del tanatorio.

La madre de los pequeños, que hasta primera hora de la tarde no pudo declarar al encontrarse en shock, ha indicado que no habían iniciado ningún proceso de separación y que la única explicación de lo ocurrido es que a su pareja se hubiera "ido la cabeza".

El Ayuntamiento de Getafe, que ha acordado tres días de luto, convocó este mediodía una concentración a la que acudieron cientos de personas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.