Xavier Domènech, coordinador general de Catalunya en Comú.
Xavier Domènech, coordinador general de Catalunya en Comú. CATALUNYA EN COMÚ (FLICKR)

Xavier Domènech, coordinador general de Catalunya en Comú, confirmó este martes que presenta su candidatura a las primarias a la Secretaría General de Podem, la rama catalana de Podemos. En declaraciones a El Món a Rac1, el diputado en el Parlament apuntó que "bastantes militantes" le han trasladado que lo "mejor" es que se presente y afirmó que sus propósitos son "construir un proyecto para Podem Catalunya" y contribuir, con ello, a fortalecer "los espacios unitarios", en referencia a Catalunya en Comú, donde por ahora no está oficialmente integrado el partido morado.

Podem lleva pilotado por una gestora desde noviembre, cuando dimitió su anterior número uno, Albano-Dante Fachin, forzado por la dirección estatal y tras una larga serie de discrepancias políticas con la cúpula de Pablo Iglesias. Los principales conflictos eran la cercanía al independentismo de Fachin y sus reticencias a integrarse en Catalunya en Comú, que aglutina a ICV, EUiA, BComú e independientes, y del que Podem no forma parte, aunque comunes y morados acudieran en coalición el 21D. La primera secretaria general de Podem, Gemma Ubasart, duró meses en el cargo y también abandonó por desacuerdos con Madrid.

En este sentido, Domènech sostuvo este martes que "Podem tiene una potencialidad enorme que no ha podido consolidarse porque ha tenido una historia accidentada", y sostuvo que estabilizar el partido, fortalecerlo y conectarlo a la sociedad y a movimiento sociales es "absolutamente clave" tanto para la propia organización como para el espacio político "del cambio" que representan los comunes. Fuentes consultadas por 20minutos apuntan que Domènech se presentará al frente de una lista de integración y que su candidatura apostará por unir definitivamente Podem a Catalunya en Comú.

Domènech fue el cabeza de lista de En Comú Podem -la confluencia catalana de Podemos en las Cortes Generales- en las elecciones generales de 2015 y 2016. En otoño de 2017 aceptó abandonar su escaño en el Congreso de los Diputados para encabezar la candidatura de la coalición Catalunya en Comú-Podem al Parlament de Catalunya. Los resultados, sin embargo, fueron decepcionantes: apenas 8 escaños y el 7,4% de los votos, tres actas y casi punto y medio menos de lo que obtuvo, en 2015, Catalunya Sí que es Pot, antecesora de esta confluencia. Podemos achacó los malos datos a la polarización en torno a la cuestión independentista y a errores de comunicación.

El pasado viernes, más de 130 miembros de Podem firmaron una carta abierta a Domènech donde le pidieron que lidere el partido para darle "calma y estabilidad" y hacer de él una "herramienta para las clases populares y trabajadoras". El texto define al diputado como una "persona respetuosa" y un "líder ganador". Entre los signatarios hay afines tanto a Pablo Iglesias -por ejemplo, el senador Óscar Guardingo- como a Íñigo Errejón -caso de la diputada autonómica Jéssica Albiach-, así como miembros de la gestora de Podem.

Los resultados de las primarias no se conocerán hasta el próximo 11 de abril, pero Domènech parte como claro favorito. Aunque este martes aseguró que su paso adelante no es ni una OPA ni un intento de monopolio de los comunes hacia Podem, su eventual llegada al puesto de mando del partido morado no estaría exenta de particularidades, pues el diputado catalán es actualmente coordinador general de los comunes y puede renovar por otro mandato en abril, de modo que acabaría compatibilizando el liderazgo de los comunes y de Podem, una de las patas de ese espacio. La doble militancia, en cualquier caso, está permitida en los estatutos.