Iglesias
Xavier Domènech y Pablo Iglesias en el mitin final de cierre de campaña de los comunes en Santa Coloma de Gramenet. Alejandro García / EFE

Tras una larga época de tensión interna, Podem, rama catalana de Podemos, se prepara para elegir a su nuevo secretario general. El nombre del líder se conocerá el 11 de abril, aunque el proceso de primarias ya ha comenzado y el plazo para recoger avales termina este miércoles. El claro favorito en todas las quinielas es Xavier Domènech, que anunciará en breve su candidatura. Domènech, actual presidente del grupo de Catalunya en Comú-Podem en el Parlament, cuenta con el respaldo de la dirección estatal que lidera Pablo Iglesias y de las principales familias del partido.

Podem lleva pilotado por una gestora desde noviembre, cuando dimitió su anterior número uno, Albano-Dante Fachin, forzado por la dirección estatal y tras una larga serie de discrepancias políticas con la cúpula de Iglesias. Los principales conflictos eran la cercanía al independentismo de Fachin y sus reticencias a integrarse en Catalunya en Comú, espacio que aglutina a ICV, EUiA, BComú e independientes, y del que Podem no forma parte, aunque comunes y morados acudieran en coalición a las elecciones del 21D. La inestabilidad en la marca catalana de Podemos, en todo caso, no es nueva: su primera líder, Gemma Ubasart, duró meses en el cargo y abandonó por desacuerdos con Madrid.

Las fuentes consultadas por 20minutos explican que Iglesias, que confía plenamente en Domènech, le pidió dar el paso y que éste ha reflexionado durante varias semanas hasta tomar la decisión. El ahora diputado en el Parlament fue, en 2015 y 2016, el cabeza de lista de En Comú Podem -confluencia catalana de Podemos en el Congreso de los Diputados-, y con su trabajo en la Cámara Baja y su talante conciliador se ganó el respeto de la dirección del partido morado. El resto de integrantes de Catalunya en Comú también le reconocen su "prestigio personal", y su designación como candidato para el 21D fue bien recibida por todos ellos.

A ojos de varios dirigentes, que sea él quien lidere Podem es la "única forma" de "estabilizar" el partido, algo "clave" también para los comunes. Aunque ambas organizaciones comparten buena parte del electorado, algunos cargos creen que el partido morado, si bien tiene pocos cuadros orgánicos, tiene más capacidad de sacar a votantes de la abstención que el resto de marcas que integran Catalunya en Comú, y achachan a la desmovilización de sus bases, desmotivadas por las trifulcas internas, parte del mal resultado del 21D. Es decir, que "para los comunes, la implicación de los militantes y cuadros de Podem es imprescindible" de cara a lograr buenos resultados en el futuro, señala un cargo.

En línea con esa voluntad de "pacificar" y "unir" el partido, Domènech presentará una lista de integración donde, según las fuentes consultadas, habrá miembros de las distintas familias de la organización. Además, el programa de su candidatura planteará la integración orgánica definitiva de Podem en Catalunya en Comú. La llegada de Domènech a la Secretaría General de Podem, sin embargo, no estaría exenta de particularidades. El diputado es coordinador general de los comunes y puede renovar por otro mandato en abril, de modo que acabaría compatibilizando el liderazgo de los comunes y de Podem, una de las patas de ese espacio. La doble militancia, en cualquier caso, está permitida en los estatutos.

La clave: firmas de apoyo

Más de 130 miembros de Podem firmaron una carta abierta a Domènech, difundida el viernes, donde le piden que lidere el partido para darle "calma y estabilidad" y hacer de él una "herramienta para las clases populares y trabajadoras". El texto define al diputado como una "persona respetuosa" y un "líder ganador". Entre los signatarios hay afines tanto a Pablo Iglesias -por ejemplo, el senador Óscar Guardingo- como a Íñigo Errejón -caso de la diputada autonómica Jéssica Albiach-, y miembros de la gestora de Podem.

Las fechas: el calendario de Podem

  • Hasta el 7 de marzo: recogida de avales.
  • Del 8 al 14 de marzo: inscripción de candidaturas.
  • 15 de marzo: publicación de las candidaturas provisionales.
  • Del 16 de marzo al 21 de marzo: resolución de posibles incidencias técnicas.
  • 22 de marzo: publicación de las candidaturas definitivas.
  • Del 22 de marzo al 9 de abril: campaña electoral.
  • Del 5 al 9 de abril: votación telemática.
  • 6, 8 y 9 de abril: votaciones presenciales.
  • 10 de abril: recuento.
  • 11 de abril: proclamación de resultados.

La cronología: tres años de conflicto y dos direcciones

  • 14 de febrero de 2015: Podem elige en primarias a su primera secretaria general,Gemma Ubasart, que contó con el apoyo de Pablo Iglesias.
  • 10 de octubre de 2015: Ubasart dimite por discrepancias con el tono de la campaña de las autonómicas del 27-S, cuando Podem concurrió bajo la marca CSQEP y logró 11 diputados.
  • 26 de julio de 2016: Las bases de Podem eligen a Albano-Dante Fachin como nuevo líder con el 42% de los votos. La tensión entre Fachin y la dirección estatal de Podemos será una constante.
  • 30 de octubre de 2017: La dirección estatal de Podemos convoca una consulta en Podem para decidir si presentarse el 21D en coalición con los comunes, y anucia que cesará a Fachin si él no dimite. Días después, el hasta entonces secretario general renuncia al cargo y acusa a Iglesias de intervenir la rama catalana del partido.
  • 21 de diciembre de 2017: Comunes (ICV, EUiA, BComú e independientes) y Podem van en coalición a las elecciones con Domènech de candidato. El resultado es malo: 8 escaños (7,4%).