Semana de la moda de Londres
Una modelo desfila con una de las propuestas del diseñador Ashish durante la semana de la moda de Londres. EFE

Y tras la Semana de la Moda de Nueva York, llegamos a Londres donde los diseñadores han mostrado colecciones en las que se han abordado temas como el sexo, la ansiedad, los derechos LGTB o el consumismo.

Al ver ciertos desfiles, como ya ocurrió en Nueva York, nos preguntamos si la forma de plasmar estas cuestiones es la adecuada. O si más bien, el contenido es una disculpa y realmente lo que se quiere es montar un circo como hizo Kaimin con su desfile de pelucas vaginales.

La Universidad de Arte Central Saint Martins de Londres está considerada como uno de los centros más prestigiosos del mundo en el que se han formado diseñadores como Alexander McQueen, Christopher Kane o Molly Goddard entre tantos y tantos.

Sus desfiles son seguidos a nivel mundial precisamente porque de ahí saldrán los futuros talentos de la moda y, por tanto, se empuja a los estudiantes a que sean muy creativos.

Así que no es raro ver una propuesta con forma de piscina inflable, taconazos hechos con caretas de goma de la cara del presidente de Estados Unidos, Donal Trump (denominados trumpettos), vestidos en forma de preservativo... De hecho, entre los diseños surrealistas triunfaron los de Edwin Mohney en Instagram. 

Al margen de estos futuros talentos, Ashish también llamó la atención con sus camisetas con lentejuelas en las que podían leerse mensajes como 'masturbarse o 'excesos estadounidenses' en lo que parecía ser una tarjeta de crédito American Express. El diseñador siempre ha usado las pasarelas para hacer hincapié sobre algo y esta vez ha querido centrarse en el consumo excesivo de moda rápida.

Por otro lado, Molly Goddard transformó su pasarela en una cocina industrial. Ollas burbujeantes, estanterías de acero repletas de sacos de cebollas y patatas, dieron paso a una colección en las que algunas modelos (vestidas con capas de tules en color mandarina y medias psicodélicas) se demoraron para servirse una copita de vino y un puñado de palitos de zanahoria.

Molly Goddard AW18 Look 6

Una publicación compartida de Molly Goddard (@mollymgoddard) elFeb 19, 2018 at 6:28 PST

Apoyo a los derechos LGTB

El desfile de Burberry se dedicó a apoyar a algunas de las organizaciones que defienden los derechos LGBT en el mundo. Christopher Bailey,  director creativo de la marca, quiso poner el broche de oro a su mandato de 17 años en la firma británica,  incorporando al clásico print de cuadros de Burberry los colores oficiales del arcoíris (rojo, naranja, amarillo, verde, púrpura y azul) en apoyo a la comunidad LGBT.

"Nunca ha habido un momento más importante para decir que en nuestra diversidad reside nuestra fortaleza y nuestra creatividad", dijo Bailey. Cara Delevingne, Sienna Miller, Kate Moss, y Naomi Campbell se subieron a la pasarela con las propuestas de la firma inglesa. Fue una de las citas ineludibles de la Semana de la Moda de Londres y el front row de Burberry estuvo repleto de caras conocidas, entre ellas, Liam Gallagher y su hijo Gene, de 16 años, que llevaban unos trenchs beige a juego.

Mucho se especula sobre quien será el diseñador que Meghan Markle escoja para confeccionar su vestido de novia. El británico Erdem -favorito de la duquesa de Cambridge- se menciona entre los posibles candidatos para la que será la boda del año.

Su desfile en la semana de la moda de Londres ha estado plagado de vestidos blancos con tocados de encaje con  lunares, un motivo que estuvo presente en toda la colección. No obstante, no nos imaginamos a Markle con una de estas propuestas para casarse con el príncipe Harry...