Mosquito Tigre
Mosquito Tigre, el transmisor del dengue. USPHOSPITALES/FLICKR

Con el verano llegan el calor, la playa, las horas de sol, los chiringuitos, las vacaciones... pero también llega la época favorita de los insectos. Vuelven a ser protagonistas las moscas que estropean las siestas, las avispas que controlan las piscinas y los mosquitos que atemorizan las noches con sus zumbidos.

Algunos de estos insectos resultan especialmente molestos no sólo para las personas, sino también para el medioambiente. Más en concreto la mosca negra, el mosquito tigre y la avispa asiática, consideradas especies invasoras en nuestro país. El impacto de las especies invasoras en el medio suponen la segunda causa de pérdida de biodiversidad mundial, según la ONU. Desequilibran el ecosistema al imponerse a las especies autóctonas hasta que estas desaparecen.

Es el caso de la avispa asiática, que está acabando con las poblaciones de abejas al norte de España y trae de cabeza a los apicultores. También está el caso del mosquito tigre, un potencial portador de enfermedades que mantiene en alerta a los vecinos de la Costa Mediterránea. O la mosca negra, la única originaria de nuestro país, que se ha extendido desde el Ebro y a través de los cauces para llegar hasta Madrid, convirtiéndose en una plaga que preocupa a quienes tienen que convivir con ella.

El Ministerio de Medio Ambiente tiene su propio catálogo nacional de especies invasoras para intentar tomar las medidas pertinentes y regular los hábitats. Aunque muchos ciudadanos, tomando la iniciativa a menor escala, y algunas asociaciones, como afirma WWF en su portal, critican que todavía se podría hacer más. No obstante, una vez asentadas las especies, su erradicación a día de hoy es muy díficil. Hasta que se logre y puesto que quedamos resignados a convivir con ellas, es importante conocer mejor a estos insectos, su modus operandi, la amenaza que puedan llegar a suponer sus picaduras y cómo evitarlas.

Mosca negra

Características. En realidad se trata de un mosquito, pero debido al tamaño menos estilizado de su cuerpo se le conoce vulgarmente de esta manera. Pertenece a la familia de los simúlidos y apenas mide entre tres y seis milímetros; algo más pequeña que una mosca habitual.

Localización. Desde 1997 ha proliferado en Aragón y Cataluña, aunque ahora se ha expandido hasta ciudades como Madrid, destacando su presencia, y molestia, en estas tres zonas desde 2006. Sobre todo en la depresión del Ebro, habiéndose expandido por casi toda su totalidad y llegando así a zonas de la que no es originaria. Se ha ganado así entrar en la categoría de 'especies invasoras', aunque sea autóctona. Se ha llegado a reportar su presencia también en Valencia y Alicante.

Cómo se expande. Sobre todo a través de ríos y aguas limpias, por los que se va trasladando, como el caso del Ebro, el Jarama o el Henares. Sus larvas son subacuáticas y suelen estar fijadas a piedras al fondo del río o a la vegetación, lo que las hacen difíciles de fumigar. Al contrario que el resto de mosquitos, evita las aguas estancadas. La mosca negra puede desplazarse hasta unos 50km de su nido.

Picaduras. Al contrario de lo que muchas veces se cree la mosca negra no pica, sino muerde; y en muchas ocasiones es necesaria la intervención médica, obligatoria si se es alérgico. Inyecta además un anestésico que provocará que nos demos cuenta más tarde de que ha mordido. Por regla general causará una inflamación que, a pesar de ser dolorsa, no tendrá riesgo alguno de transmisión de enfermedades. La herida suele durar una semana.

Cómo evitarlo. Suelen atacar a primera hora del día (7:00-9:00) o a últimas de la tarde (19:00-21:00). Para evitarlas es recomendable llevar ropa blanca, puesto que las tonalidades más oscuras las atraen. Se puede aplicar un repelente si se quieren extremar las precauciones.

Mosquito tigre

Características. Es originario de las selvas tropicales del sudeste asiático. No mide más de un centímetro de longitud, es negro y se caracteriza por unas manchas blancas en todo su abdomen. También cuenta con unas rayas blancas en sus patas. A lo largo de su vida puede llegar a poner 250 huevos. Está catalogado como una de las 100 especies invasoras más dañinas del mundo según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Localización. La primera vez que se reportó en España fue en 2004, en Cataluña. En la actualidad, ya se habría extendido a lo largo de toda la costa mediterránea, incluída Mallorca, según los expertos en control de plagas Anticimex. Se suele encontrar en las urbes

Cómo se expande. Aunque por sí solos se dispersan como mucho unos 500 metros, la causa de su extensión suele estar relacionada con la actividad humana. Normalmente lo hacen en vehículos accidentalmente, ya sea con el mosquito dentro o con las larvas puestas en el vehículo.

Picaduras. Mientras que los machos se alimentan de néctar, sólo las hembras lo hacen de sangre, con el fin de poder desarrollar los huevos. Aunque pueden picar en cualquier zona, suelen destacar las piernas, puesto que se mueven preferentemente cerca del suelo. Pueden transmitir hasta 22 enfermedades, siendo las más temidas el dengue, el zika y la chikunguña, aunque de momento no hay casos de epidemias en España. Para que esto sucediera, tendría que venir a España una persona ya infectada y ser picada aquí por un mosquito tigre, que 'absorbería' la enfermedad y pasaría a ser portador. Las posibilidades son pequeñas; mientras tanto, la picadura sigue siendo molesta, causando un hinchazón que dura varios días.

Cómo evitarlo. Aunque se pueden encontrar durante todo el día, su actividad destaca entre las 6:00-10:00 y las 16:00-22:00. Con el mosquito tigre el color de la ropa no parece ejercer ninguna influencia, por lo que se recomienda más encarecidamente el uso de repelentes e insecticidas.

Avispa asiática

Características. Esta especie de avispa se caracteriza por su mayor tamaño que las habituales y por su agresividad. Resulta especialmente preocupante porque se alimenta, entre otros insectos, principalmente de abejas; y ya amenaza con expulsar o acabar con las poblaciones autóctonas es unos pocos años, aunque por el momento todavía no lo ha hecho. Los expertos aseguran que cada una puede matar entre 25 y 50 abejas al día, pasando después a comerse la miel que estas han generado. Además, esta avispa no cuenta con serios depredadores.

Localización. Llegaron a Europa de forma accidental en 2004, a través de un barco con un cargamento de cerámica que viajaba de China a Burdeos, en Francia, donde ya ha invadido todo el territorio continental. En España, según el Ministerio de Medio Ambiente, destaca su expansión en Galicia, Cantabria, Navarra, el País Vasco, Cataluña y Mallorca.

Cómo se expande. Cuenta con una gran facilidad de expansión, ya que lo hace casi de manera exponencial. Se calcula que cada nido, para el que basta con una reina, puede tener hasta 15.000 celdillas.

Picaduras. No supone un riesgo mayor que la de una avispa habitual y no entraña ningún peligro para las personas, alergias, pues la composición de su veneno es muy parecida. Conllevaría una inflamación local, con enrojecimiento y picor, que duraría hasta 48 horas. Aún así, se estima que en España mueren al año entre 15 y 20 personas por picadura de avispa.

Cómo evitarlo. Son más activas durante las horas calurosas del día y en este caso sí es recomendable llevar ropa de tonos claros. Si hay una cerca, es recomendable no hacer movimientos bruscos ni correr, ya que podrían ponerse nerviosas y acabar atacando. Por supuesto, es vital no acercarse a los panales.