Cuatro profesores y un activista podrían ir 4 años a prisión por una protesta contra los recortes

  • El juicio contra los cinco imputados por el boicot al pregón de fiestas de 400 profesores en Guadalajara de 2011 será el próximo 14 de febrero.
  • Los acusados, cuatro profesores de instituto y un activista del 15-M, viven con su petición de penas de cárcel como una "espada de Damocles".
  • La denuncia fue interpuesta por policías locales por atentado contra la autoridad.
  • Los denunciados: "Es un juicio político para dar escarmiento a los que protestan".
Tres de los encausados por la protesta antirrecortes educativos, que se enfrentan a 4 años de prisión.
Tres de los encausados por la protesta antirrecortes educativos, que se enfrentan a 4 años de prisión.
ARCHIVO

Horas después de enterarse de que la Junta de Castilla La Mancha iba a prescindir de cientos de profesores interinos para el curso escolar, un grupo de unas 400 personas (en su mayoría docentes, pero también defensores de la enseñanza pública) protagonizó una ruidosa protesta espontánea que culminó en el boicot al pregón de fiestas de Guadalajara, que esa tarde se celebraba en el teatro Buero Vallejo de la capital alcarreña.

La protesta, que los convocantes y asistentes califican de "absolutamente pacífica", terminó una vez la Policía expulsó del recinto a los concentrados. Después de que estos corearan gritos contra los recortes en educación y trasladaran al alcalde de la localidad, Antonio Román, en un aparte, sus quejas por una medida que estimaban supondría la pérdida de cientos de empleos y repercutiría negativamente en la calidad educativa.

El próximo 14 de febrero, transcurridos más de cinco años desde aquella tarde de 2011, cuatro profesores de secundaria y un activista del 15-M se sentarán en el banquillo de los acusados para ser juzgados por presuntos "desórdenes públicos y atentado grave contra la autoridad". Unos delitos de los que se declaran "inocentes" y que les podrían acarrear condena de hasta cuatro años de cárcel a cada uno, pena que les obligaría a ingresar en prisión a pesar de no contar con antecedentes.

La demanda contra estos cinco participantes en la protesta antirrecortes fue interpuesta por ocho policías locales, entre ellos el jefe superior, de los que solo cuatro mantienen la acusación. Denunciaron agresiones continuadas y aportaron partes médicos de lesiones leves.

La instrucción del proceso en el juzgado número 3 de Guadalajara se ha dilatado varios años entre otros motivos por la disparidad de criterio entre el juez instructor y el Ministerio Fiscal, que no aprecia delito en los hechos y ha pedido reiteradamente el sobreseimiento del caso.

Nacho Monreal es uno de 'los 5 del Buero', que es como se conoce a este grupo de profesores encausados: "¿Qué cómo se vive sabiendo que me pueden obligar a ir a prisión? Pues personalmente lo vivo como una 'espada de Damocles'. Me quieren llevar a la cárcel y soy un profesor que tengo hijas adolescentes, un padre ya mayor y hermanos que se preocupan. Quizás sean ellos y su sufrimiento lo que me generan más preocupación", explica.

Además de Monreal, están acusados otros tres docentes de secundaria en activo (Domingo Alcázar, Miguel Ángel Santos y David Concha), así como el activista del 15-M Juan Ángel Maroto. Solo dos de ellos fueron fichados el día de la protesta, el resto fueron identificados tras el visionado de las imágenes de los vídeos que se grabaron en el teatro.

Campaña de apoyo a 'los 5 del Buero'

Cuando hace unos meses les llegó la notificación de que el juicio salía adelante, los encausados y sus allegados formaron la Plataforma Absolución 5 del Buero para realizar campañas de difusión de su causa. Monreal asegura sentirse "orgulloso de los numerosos apoyos que estamos recibiendo". Han pedido su absolución y han mostrado su solidaridad con los encausados todos los grupos políticos municipales, a excepción del PP, todos los sindicatos, sobre todo de Educación, ONG y otros colectivos sociales de Guadalajara. Muchos de ellos lo han hecho patente mediante un vídeo en el que aseguran que ellos también estuvieron en el Buero (ver abajo).

El profesor Monreal insiste en que los hechos violentos que se les imputan no los realizaron ni ellos cinco "ni ninguna de las 400 personas que interrumpimos el pregón. Fuimos a una protesta pacífica. No entendemos nada. Vinieron a por nosotros días después, porque esa tarde nadie nos dijo nada, ni que les hubiéramos insultado ni pegado".

Los '5del Buero' están convencidos que el suyo es "un juicio político para dar un escarmiento a los que protestan", algo que describen como "propio del final del franquismo". A cinco años de la protesta que no logró frenar los recortes, Monreal y sus compañeros siguen sin acabar de comprender la situación en la que se encuentran. "A alguien se le está yendo la cabeza. No me parece lógico que por protestar se vaya a meter gente en la cárcel".

La plataforma que pide su absolución ha convocado para el sábado 11 de febrero una manifestación en Guadalajara de apoyo a los encausados. El día del juicio organizará también un acompañamiento de 'los 5 del Buero' hasta la puerta de los juzgados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento