El Gobierno de Castilla y León prohíbe matar al Toro de la Vega

Rompe-suelas entra en escena en Tordesillas como principal protagonista del Toro de la Vega, mientras que los activistas antitaurinos mantienen la sentada en algunas partes del recorrido.
Rompe-suelas entra en escena en Tordesillas como principal protagonista del Toro de la Vega, mientras que los activistas antitaurinos mantienen la sentada en algunas partes del recorrido.
JORGE PARÍS
El Consejo de Gobierno de Castilla y León aprobó este jueves un decreto-ley que afectará a la celebración del polémico Toro de la Vega. La nueva normativa prohíbe matar en público a los animales en espectáculos como encierros o suelta de vaquillas, lo que tendrá como consecuencia la prohibición de la muerte del astado en el torneo que se celebra anualmente en la localidad vallisoletana de Tordesillas.

El Consejo de Gobierno de Castilla y León aprobó este jueves un decreto-ley que afectará a la celebración del polémico Toro de la Vega. La nueva normativa prohíbe matar en público a los animales en espectáculos como encierros o suelta de vaquillas, lo que tendrá como consecuencia la prohibición de la muerte del astado en el torneo que se celebra anualmente en la localidad vallisoletana de Tordesillas.

El Ejecutivo de la comunidad no impide la celebración del Toro de la Vega, pero sí que el animal muera lanceado, según explicó la portavoz de la Junta, Rosa Valdeón.

La prohibición de la muerte del Toro de la Vega llega después de las negociaciones que la Junta de Castilla y León y el partido animalista Pacma han mantenido a lo largo de los últimos meses.

Silvia Barquero, presidenta de la formación blanquiverde, relató este jueves a 20minutos que su colectivo ha dialogado con los consejero de Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, con el objetivo de que el torneo cumpliese el propio Reglamento de Espectáculos Taurinos Populares de la región.

El artículo 19 del decreto 14/1999, que desarrolla la normativa, impide "herir, pinchar, golpear, sujetar o tratar de cualquier otro modo cruel a las reses", así como "darles muerte en presencia del público". "La prohibición es clara. El Toro de la Vega era una excepción intolerable. Los encuentros fueron bien, pero no pensábamos que la Junta actuaría tan pronto", destacó Barquero en conversación telefónica con este diario.

Anulado el Toro de 2014

Pacma sostiene que el Ejecutivo que preside Juan Vicente Herrera (PP) tampoco tenía más alternativas después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León haya confirmado la nulidad del torneo del año 2014 por un defecto de forma.

La sentencia, que aún no se ha hecho pública, pero a la que ha tenido acceso 20minutos, rechaza el recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Tordesillas, da la razón a Pacma y confirma otra anterior del Juzgado Contencioso Administrativo número 4 de Valladolid, que declaró que la Junta y el Ayuntamiento de Tordesillas procedieron a autorizar el festejo de manera irregular, sin reunir los requisitos necesarios en cuanto al equipo médico-sanitario que debía estar presente durante la celebración.

Sentencia del TSJCyL contra el Toro de la Vega

El propio jurado del evento declaró nulo el torneo de 2015 por "incumplir el reglamento en el respeto del orden de lidia", después de que tres lanceros atacasen al toro en movimiento, escudándose tras un pico -en lugar de enfrentarse al animal de frente- y junto a unas vallas artificiales, respectivamente. Ese 15 de septiembre se vivieron además momentos de gran angustia cuando los organizadores decidieron soltar a la res sin desalojar a los activistasantitaurinos de la ruta que el animal realiza desde el pueblo a la dehesa donde es lanceado.

Las reses morirán

La prohibición de la ejecución del Toro de la Vega es "un éxito" para Pacma. "Sin embargo, no estamos del todo satisfechos. Nuestro objetivo es que se erradiquen los espectáculos con animales, no solo que dejen de matarse en público", declaró su presidenta.

De hecho, el Toro de la Vega seguirá muriendo. El decreto ley aprobado este jueves por la Junta, que tendrá que pasar por las Cortes regionales, no prohíbe que el animal sea perseguido ni hostigado. El artículo 23.1 del decreto 14/1999, que establece que "al finalizar el festejo" y "en todo caso" se dará muerte a las reses "en instalaciones autorizadas a tal efecto y sin presencia del público", permanecerá inalterado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento