La carrera electoral por la Alcaldía de Madrid da comienzo sin candidatos oficiales

  • Dirigentes del Partido Popular ven a Ana Botella fuera de la carrera, aunque la alcaldesa ya ha hecho promesas para la próxima legislatura.
  • Antonio Miguel Carmona le disputará a Jaime Lissavetzky el liderazgo de la lista de los socialistas madrileños.
  • Ganemos Madrid trata de integrar a IU, Equo y Podemos en una candidatura ciudadana junto a colectivos sociales y vecinales.
El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón (d), y las alcaldesas de Madrid y Valencia, Ana Botella y Rita Barberá.
El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón (d), y las alcaldesas de Madrid y Valencia, Ana Botella y Rita Barberá.
EFE

Vientos de cambio y bruma en el horizonte. A ocho meses de las elecciones municipales de mayo de 2015, la Alcaldía de Madrid no tiene pretendientes oficiales. Con las demandas de regeneración política encima de la mesa, la incertidumbre acerca de quién gobernará la ciudad es absoluta, aunque la oposición tiene claro que, esta vez sí, hay posibilidades reales de desalojar al PP tras 24 años.

El monopolio de los nervios lo tiene Génova 13. Tras una legislatura llena de tropezones (crisis del Madrid Arena con 'huida' a un balneario incluida, huelga de basuras, recortes en limpieza, venta de vivienda social...), Ana Botella no ha hecho públicas sus intenciones. Aunque en su partido la ven de salida, ella se tomó el último debate del estado de la ciudad como un mitin electoral trufado de promesas para después de los comicios.

"Ha logrado bajar la deuda, que ya es bastante, pero tiene una imagen malísima. No conecta con la gente y eso, sumado al desgaste de llevar más de dos décadas gobernando, nos puede llevar a la derrota", admite un concejal popular.

Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes y hasta Soraya Sáenz de Santamaría suenan como opciones ganadoras. Ninguna se ha descartado porque el mutismo de Mariano Rajoy es absoluto. "La cabeza de lista de las grandes ciudades la decide el presidente y todos se ponen a disposición. Botella es la mujer de Aznar y tiene voz y voto, pero perder Madrid y Valencia sería muy gordo. Algo hay que cambiar", detalla un miembro de la ejecutiva regional.

PSOE: el economista o el químico

Los ánimos son mucho mejores entre los rivales del PP. A falta de encuestas oficiales, el sondeo de Metroscopia publicado por El País en mayo reflejaba que la suma entre PSOE (15 concejales, los mismos que hoy) e IU (14, 8 más) significaría la mayoría absoluta. La respuesta de Antonio Miguel Carmona fue invitar a su partido a constituirse como alternativa "seria", es decir, gobernar en solitario.

El diputado regional ha logrado el beneplácito de su secretario general, Tomás Gómez, para disputarle la cabeza de lista a Jaime Lissavetzky, al que Carmona considera estancado. Lissavetzky no teme hacerle frente: "Llevo tres años trabajando en la oposición y quiero ser el alcalde de los madrileños", contestó a 20minutos. Uno de sus colaboradores afirma que imponerse en las primarias que los socialistas celebrarán en octubre no será un problema: "Jaime tiene la mayoría de los votos".

Coalición municipalista

IU tiene un doble reto por delante. El primero es la renovación interna tras la anunciada salida de su portavoz, Ángel Pérez, al final de esta legislatura. La segunda es la confluencia con otras fuerzas en un frente amplio capaz de representar la regeneración democrática.

"No estamos en la elección del candidato. El calendario de nuestras primarias se sabrá pronto, pero nuestro objetivo es ir juntos con un programa capaz de generar en los vecinos de Madrid la ilusión por el cambio que la ciudad necesita", admite el edil Jorge García Castaño.

Esa plataforma de confluencia se llama Ganemos Madrid. El actor al que nadie esperaba nace con el impulso de personas que han participado tomado parte, de una u otra manera, en el movimiento 15-M y en las 'mareas' ciudadanas posteriores. A estos se les han unido miembros de Equo, el Partido Pirata, la PAH, el Movimiento por la Democracia, las asambleas vecinales del 15-M, Democracia Real Ya, el Patio Maravillas o Audita Madrid.

A sus promotores les importa el contenido. "Aparcamos los nombres porque construimos desde abajo. Es un proyecto colectivo y abierto para romper la crisis de representación actual", explica Pablo Carmona, participante. Su objetivo es reconquistar el municipalismo: "Queremos volver a implicar en política a los vecinos, que vuelva a ocupar las instituciones y que estas sirvan para servir a la ciudadanía".

Ganemos ha dividido el trabajo por comisiones y contenidos, pero su estructura orgánica y su rumbo comenzarán a decidirse en una reunión plenaria a finales de mes. IU aportaría al conjunto su experiencia y la expectativa de doblar sus concejales en Madrid. Podemos, su impulso tras las europeas, donde alcanzó los cinco eurodiputados.

La formación de Pablo Iglesias no se pronunciará hasta bien entrado el otoño, aunque sus círculos presionan para que la integración sea una realidad. Es por ello que en los distintos sectores de simpatizantes ha caído con desagrado el anuncio de Juan Carlos Monedero, mano derecha de Iglesias, de presentarse como aspirante al bastón de alcalde.

UPyD aspira a crecer

En UPyD, David Ortega, se presenta con el aval del trabajo de oposición realizado desde 2011. Aunque ninguno de sus compañeros ha anunciado candidatura, el actual portavoz asume que concurrir a las primarias en octubre es una obligación. "En UPyD siempre ha sido así. Hemos abierto las ventanas y seguimos creyendo en gestionar de manera diferente. Los militantes elegirán al mejor para seguir representando nuestras ideas ", promete. Si los sondeos se cumplen, la formación crecerá de 5 a 7 ediles.

Los municipios

La batalla municipal se librará en los ayuntamientos más grandes de la región. A priori, Daniel Ortiz (Móstoles), David Pérez (Alcorcón), Ignacio García de Vinuesa (Alcobendas), Narciso de Foxá (Majadahonda), José Ignacio Fernández Rubio (Las Rozas),Agustín Juárez (Collado Villalba), José Carlos Boza (Valdemoro), Miriam Rabaneda (Pinto) y María José Martínez (Aranjuez) tienen asegurada la reelección. Jesús Gómez (Leganés), Juan Soler (Getafe) y Javier Bello (Alcalá de Henares) deberán pelear por llegar a la mayoría absoluta, ya que ahora gobiernan en minoría.

Pese a los esfuerzos por crecer, el PSOE debería conformarse con Fuenlabrada, al igual que IU con Rivas, aunque ninguno (ni el PP) puede despreciar el 'efecto Podemos'. Si la formación logra armar equipos para presentarse en las ciudades de más de 50.000 habitantes, podría convertirse no solo en la fuerza determinante, sino mayoritaria en algunos casos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento