Pablo Ruz
El juez Pablo Ruz, en una imagen de archivo. EFE / Ballesteros

El juez Pablo Ruz, que investiga la 'trama Gürtel', ha descubierto nuevas cuentas en Suiza de varios de los protagonistas del caso. En una diligencia del 8 de enero, el magistrado informa a las partes que desde Suiza se le ha remitido bastante información sobre 19 cuentas en diversos bancos suizos. El juez ha incorporado al sumario casi 4.000 nuevos documentos que la justicia helvética remitió a su juzgado el pasado 30 de diciembre

Entre la documentación enviada figura una cuenta de Rosalía Iglesias, esposa del extesorero del PP Luis Bárcenas; dos cuentas del exsenador Luis Fraga (en una de las cuales figura como apoderado Luis Bárcenas); tres cuentas del exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega, también imputado; una cuenta de Elena Villarroya, exmujer de Arturo Panero alias el albondiguilla, exalcalde de Boadilla e imputado en el caso, y cuentas de varios testaferros de la red tejida durante años por Francisco Correa, cabecilla de la trama, como Luis de Miguel Pérez y Eduardo Eraso. Luis de Miguel Pérez, el abogado considerado el arquitecto financiero del entramado de la red Gürtel, acaba de ser condenado a 21 años de cárcel por ayudar a un empresario donostiarra a defraudar a Hacienda 16 millones de euros. Eduardo Eraso es uno de los blanqueadores de la trama.

Rosalía Iglesias está acusada de fraude fiscal, cooperación en delito de blanqueo de capitales, falsedad documental y tentativa de estafa procesal. Esta nueva cuenta descubierta está en el banco Lombard Odier, donde el juez ya descubrió parte de la fortuna de Bárcenas, unos 47 millones de euros. La esposa del extesorero es presentada como especialista en restauración de cuadros y entre las restricciones de gestión de la cuenta se establece que "no puede hacerse ninguna operación sin consentimiento de su marido". En esta cuenta se llegaron a depositar 304.000 euros en septiembre de 2008.

La mujer del exalcalde de Boadilla también aparece como beneficiaria de otra cuenta en Suiza En el caso de Luis Fraga, exsenador del PP y sobrino de Manuel Fraga, el juez llegó hasta sus cuentas gracias a la declaración del gestor económico de Bárcenas en Suiza, que aseguró que Fraga era uno de sus mejores clientes españoles. En el caso de Elena Villarroya, la exmujer de Panero, los investigadores descubrieron que ambos tenían una sociedad en Suiza, Longgridge Internacional, con una cuenta en el HSBC no declarada al fisco español. Ahora Pablo Ruz ha recibido los detalles de esa cuenta.

Los dos directivos de Sacyr

Lo más sorprendente ha sido hallar cuentas del expresidente de Sacyr Luis del Rivero y del directivo de la compañía José Manuel Loureda Mantiñán. Los depósitos se han conocido a raíz de una petición de información realizada por la Agencia Tributaria sobre las cuentas en Suiza del empresario aragonés Amando Mayo, también imputado. El rastreo de los pagos de estas cuentas ha permitido hallar abonos a cuentas en Suiza de los dos directivos de la constructora. Sacyr fue una de las empresas que hizo donaciones al PP, según los ya famosos papeles de Bárcenas. Luis de Rivero, que adimitió reunirse con Bárcenas, dejó la presidencia de la constructora en octubre de 2011. Loureda, por su parte, vendió la última semana de diciembre 2,87 millones de Sacyr, en la antesala del conflicto de la constructora con el Gobierno de Panamá, por las obras del canal, informó Cinco Días.

La cuenta de Luis del Rivero fue abierta en marzo de 2006 en el Banco Coutts de Zurich y figura a nombre de la sociedad Pacific Portfolio, radicada en Belice. En esta cuenta aparecen como apoderadas la esposa, el hijo y dos hijas de Luis del Rivero, y un hermano del empresario. En la documentación figura un pago de 100.000 euros desde la cuenta del empresario Amando Mayo a la sociedad Pacific Portfolio, de Del Rivero, el 25 de julio de 2006. En el caso de Loureda, actual consejero de Sacyr, la cuenta se denomina Lancefield Finance Ltd y también está radicada en Belice. Esta sociedad recibió entre el 25 de enero y el 15 de febrero de 2006 cinco transferencias por valor de un millón de euros desde la cuenta de Amando Mayo.

El juez llega a la cuenta de Del Rivero a través de un empresario imputado por un 'pelotazo' en Arganda del Rey ¿Quién es Amando Mayo? Este empresario está imputado desde junio de 2011 en el 'caso Gürtel' a raíz de un informe de la Fiscalía que afirmaba que Francisco Correa ingresó en junio de 2006 un total de 12,8 millones de euros en una cuenta suiza. Según el escrito, los fondos procedían de una cuenta del Lloyds Bank de Mónaco a nombre de Cedargrove Invesments SA, sociedad cuyo beneficiario económico es Fernando Martín, accionista mayoritario de Martinsa. Esta transferencia era presuntamente el cobro de una comisión por parte de Correa de un pelotazo urbanístico que Martín dio en Arganda del Rey.

Ruz está investigando las operaciones económicas en Arganda de Fernando Martín y Amando Mayo, que participaron como socios en la promoción de un millar de viviendas en Arganda. Esta operación es considerada hasta el momento el mayor pelotazo del caso Gürtel, porque el presunto cerebro de la red corrupta, Francisco Correa, cobró dos comisiones por un valor de 12 y 13 millones de euros. La primera de las transferencias, de 12 millones, salió de la cuenta del empresario aragonés en diciembre de 2004. Al final el dinero acabó en otra cuenta que la investigación atribuye a Francisco Correa. La segunda de las presuntas comisiones, de 13 millones, se realizó en 2006. El dinero salió de una cuenta en Mónaco de Fernando Martín, que previamente había recibido cuatro millones de Amando Mayo. ¿Qué relación tienen ahora Mayo y el expresidente de Sacyr? Es lo que el juez está intentando dilucidar.

Las cuentas de Bárcenas en el extranjero

En su momento álgido, en enero de 2008, la fortuna amasada por Bárcenas superaba los 48 millones de euros y estaba depositada en dos bancos suizos. Cuando fue imputado en el caso Gürtel en febrero de 2009, el extesorero empezó a transferir ese dinero a otras cuentas en Suiza y en otros países. Hasta el momento, el juez Ruz ha detectado más de una treintena de cuentas de Bárcenas en España y en el extranjero y se habla de una telaraña societaria que se extendería por Estados Unidos, Uruguay, Bahamas o Alemania.

Bárcenas empezó a transferir su fortuna de más de 48 millones a bancos repartidos por todo el mundo a partir de su imputación En enero de 2013 se destapó la primera cuenta suiza de Bárcenas, en la que llegó a acumular 22 millones de euros. El juez Ruz ya mencionaba entonces que Bárcenas habría movido el dinero desde esa cuenta a partir de su imputación y hablaba de otras cinco cuentas en el país helvético.

Unos meses después, en marzo, aparecían varias cuentas en Estados Unidos que Luis Bárcenas, Francisco Correa y Ángel Sanchís habrían utilizado para sacar el dinero de las cuentas Suizas. Estas cuentas detectadas en el banco HSBC y en Bancaja estaban a nombre del apoderado de Luis Bárcenas, Iván Yáñez Velasco, y otras sociedades creadas por el extesorero, como Brixco, Tesedul o Rumagol.

Para el verano del año pasado, los investigadores del caso ya habían descubierto una veintena de cuentas de Luis Bárcenas en cuatro países: muchas de ellas estaban en Bankia y Caixabank, pero otras se encontraban en bancos suizos, estadounidenses y británicos. Además, la Agencia Tributaria sospechaba que el extesorero popular podía tener más cuentas en Estados Unidos, en Uruguay y en las Bahamas.

En agosto apareció también la cuenta 'Soleado', una cuenta del Banco Credit Suisse que Correa utilizó para mover y blanquear dinero. La cuenta estaba dividida en ocho subcuentas y numerosos defraudadores españoles, muchos de ellos ocultos, también se beneficiaron de ella.

A finales de julio de 2013, el juez pidió a Uruguay que bloqueara todas las cuentas que tuviera Bárcenas en el país a través de la sociedad Tesedul, con lo que ascendió a 21 el número de países a los que el instructor había pedido auxilio judicial por este caso. Unos días antes, la Policía le solicitaba que investigara transferencias que Bárcenas habría realizado a Liectenstein. Unos meses más tarde, aparecían nuevas cuentas de Bárcenas y Sanchís en Estados Unidos, entre llas una que el extesorero de Alianza Popular habría utilizado para pagar los estudios del hijo de Bárcenas.