Alberto Ruiz Gallardón
El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. Zipi / EFE

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha manifestado este miércoles el "respeto" y "acatamiento" del Gobierno a la sentencia de la Audiencia Nacional sobre el caso Faisán, como, ha dicho, el Ejecutivo "hace siempre ante cualquier resolución judicial".

El ministro de Justicia se ha pronunciado así a su salida de la Asamblea de Madrid —donde ha comparecido en calidad de expresidente en la Comisión para la reforma de la ley electoral— a preguntas de los periodistas acerca de la condena a un año y medio de prisión y cuatro de inhabilitación por revelación de secretos impuesta al ex jefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamies y al inspector jefe José María Ballesteros.

El Gobierno hace lo que hae siempre ante cualquier resolución, respeto y acatamiento"Lo que siempre hacemos es recordar que por la división de poderes que establece la Constitución le corresponde al poder judicial juzgar y hacer ejecutar lo juzgado y por lo tanto el Gobierno lo que hace siempre ante cualquier resolución judicial es manifestar su respeto y su acatamiento", ha reiterado el ministro.

La sección tercera de la Sala de lo Penal ha condenado a los dos exaltos cargos policiales a un año y medio de prisión y cuatro años de inhabilitación por revelación de secretos por el chivatazo a ETA en el bar Faisán, que frustró una operación en 2006.

El tribunal les absuelve del delito de colaboración con organización terrorista al entender que el chivatazo no fue una "acción directa de los acusados para favorecer una actuación puntual" de la banda, sino que la intención era "no entorpecer el proceso que estaba en marcha para lograr el cese de la actividad de ETA".

"Cabezas de turco"

Por su parte, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) considera que la condena a los dos policías ha sido impuesta por un tribunal pero "empujada" desde el Gobierno y el PP que ya tienen unos "cabezas de turco".

Los acusados han sivo víctimas de una justicia politizada y un montajeJosé María Benito, portavoz del SUP, ha reiterado su apoyo y confianza a la inocencia de los dos inculpados.

A juicio del sindicato mayoritario, tanto Pamies como Ballesteros han sido víctimas de una justicia "politizada" y de un "montaje" en la investigación de la filtración a ETA en el bar Faisán de Irún que frustró una operación policial contra el aparato de extorsión de la banda.

Un montaje, ha asegurado Benito, que tenía como objetivo ocultar a los "verdaderos culpables" del chivatazo al que ha contribuido el presidente de la sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia, Alfonso Guevara, quien "limitó el derecho de las defensas" por no permitir que se facilitaran pruebas que demostraban que la investigación de la filtración contenía manipulaciones.

Víctimas del terrorismo piden investigar quién dio "órdenes superiores"

Por su parte, las asociaciones de víctimas del terrorismo han exigido, tras conocer la sentencia condenatoria, que se investigue quién o quiénes dieron "órdenes superiores" para el chivatazo.

María del Mar Blanco, presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo (FVT), ha reseñado, tras asistir a la inauguración de un curso sobre terrorismo y movimientos radicales en Vigo, que la condena de la Audiencia Nacional "demuestra que hubo chivatazos y la colaboración de dos policías con la organización terrorista" ETA.

Sin embargo, le gustaría que la Justicia "siguiera trabajando y llegara hasta el final, que se investigara quién fue esa persona, ese alto mando, que dio el chivatazo, porque está claro que estos dos policías no actuaron de una manera libre, sino porque recibieron una orden de más arriba".

Dicho lo cual, ha transmitido su "cariño, solidaridad y gratitud" a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, y en concreto a la Policía Nacional.

La sentencia es "indecente", según la AVT, porque "castiga a dos personas que realmente no son los responsables finales" "Que haya dos personas que en estos momentos han sido condenadas por revelación de secretos no puede manchar el magnífico expediente que tiene la Policía y el resto de cuerpos, en particular en la lucha antiterrorista", ha proclamado.

En esta misma línea, Ángeles Pedraza, presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), personada como acusación particular en el caso Faisán, ha asegurado que la sentencia es "indecente", tras lo cual ha exigido que los dos policías señalen a aquellos que les ordenaron dar el chivatazo a ETA.

"Ballesteros y Pamies deben revelar ahora todos los secretos por los que han sido condenados, fundamentalmente quién les mandó alertar a ETA de que la Policía iba a desarrollar una operación contra el aparato de extorsión de la banda", ha reclamado Pedraza.

La presidenta de la AVT ha avanzado que la asociación está estudiando recurrir ante el Tribunal Supremo la sentencia, aunque este recurso tendría un coste de unos 12.000 euros, una cantidad que podría repercutir en una disminución en la atención psicológica que reciben víctimas del terrorismo.

Sobre el recurso que sí han anunciado ya presentarán las defensas de los condenados, Pedraza ha apuntado que éste será pagado por los verdaderos responsables de ordenar el chivatazo en agradecimiento a Pamies y Ballesteros por "callar y salvarles".

A los responsables políticos habría que buscarlos en otro sitio y no en los cuerpos y fuerzas de seguridadFrancisco Zaragoza, presidente de la Asociación de Víctimas de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, ha señalado que "como en otras ocasiones", la sentencia del caso Faisán "castiga a dos personas que realmente no son los responsables finales del hecho".

Ha añadido que "a los responsables políticos habría que buscarlos en otro sitio y no en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, que se limitan a servir al ciudadano y a cumplir y hacer cumplir las leyes".

En su opinión, en el caso Faisán existen "muchos puntos oscuros", por lo que ha insistido en que Pamies y Ballesteros "no han podido ser los que dieran en chivatazo. Hay órdenes políticas superiores para tratar de paralizar unas actuaciones policiales", ha rematado.

Por su parte, Antonio Suárez, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Galicia, se ha mostrado de acuerdo con que a los condenados les haya caído "todo el peso de la Ley".

"Se puede luchar contra el terrorismo, como están haciendo los cuerpos y fuerzas de seguridad, pero eso no quiere decir que haya policías que se salten la ley. Se me cae la cara de vergüenza solo con pensar que hay dos altos mandos implicados, que supuestamente dieron un chivatazo a ETA", ha comentado.