Una farmacia
Una mujer entra en una farmacia. ARCHIVO

La lista ya es pública. El Ministerio de Sanidad hizo pública en la tarde-noche de este viernes la relación de medicamentos que dejan de estar financiados por el Sistema Público de Salud y por los que, a partir del 1 de agosto, los enfermos deberán pagar su precio completo. Hasta ahora, el Ministerio solo había adelantado los grupos terapeúticos afectados.

Sanidad quiso que los medicamentos excluidos fuesen 456, 31 más de los acordadosEl compendio incluye los 425 fármacos que el departamento de Ana Mato pactó con las comunidades autónomas el pasado miércoles —a gran mayoría, territorios gobernados por el PP— y que pasan a perder el soporte público a partir del próximo mes de agosto. El objetivo es ahorrar 458 millones de euros anuales para garantizar, según Sanidad, la "sostenibilidad" del Sistema de Salud. El Ministerio quiso incluir, en un primer momento, 456 fármacos.

El documento incluye las razones por las que el preparado sale del conocido como Nomenclátor. Para el 90% de ellos, la razón es "estar indicados en el tratamiento de síntomas menores". Frente a estos, el Gobierno defiende que debe dedicar sus recursos a tratamientos de vanguardia.

Las marcas

Como ya informó 20minutos.es, a partir de ahora habrá que abonar íntegramente en las farmacias medicamentos de usos comunes como los digestivos Almax o Duphalac; el antidiarréico Fortasec; antihemorroidales como Hemorrane o Hemodrem; o cremas para las alergias o inflamaciones de la piel como Synalar y Zovirax.

Los antiinflamatorios Fastún y Voltarén también se quedan fuera y los mucolíticos Mucosán, Flumil o Acetilcisteína también se quedan fuera de la lista.

La reforma sanitaria incluye el repago para los pensionistas, en las prótesis y alimentos dietéticos Seguirán adquiriendo estos fármacos a precios reducidos los enfermos de cáncer, los afectados por la Enfermedad de Crohn, colon irritable y diverticulosis, quienes padezcan encefalopatía portosistémica y paraplejia, aquellos con claudicación intermitente, los que estén tratándose de carcinoma basocelular superficial y condiloma acuminado, los enfermos neoplásicos con tos persistente y los que padezcan Síndrome de Sjögren.

El Ministerio de Sanidad ha habilitado un apartado especial en su página web para defender la reforma sanitaria, que incluye, además de la revisión del Nomenclátor, el repago de las medicinas para los pensionistas, así como para los usuarios de prótesis ortopédicas y de alimentos dietético-sanitarios.

Según el departamento de Mato, el "grave endeudamiento" de la sanidad pública (16.000 millones de euros) y la situación de crisis económica "han puesto al descubierto serias debilidades en nuestro Sistema Nacional de Salud". "El Gobierno ha tenido que actuar con urgencia y determinación. No hacerlo habría sido irresponsable", concluye para justificar los recortes.