La OCDE advierte de la elevada tasa de desempleo entre la población inmigrante en España

  • Al terminar 2010, el 32% de los 4,7 millones de parados eran inmigrantes.
  • Casi la mitad de los jóvenes inmigrantes en España (el 48%) están desempleados.
  • La OCDE destaca el papel esencial de la inmigración en la recuperación financiera.
Varios trabajadores inmigrantes de la construcción en Madrid.
Varios trabajadores inmigrantes de la construcción en Madrid.
EFE/ARCHIVO

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se muestra preocupada por el elevado nivel de desempleo entre la población nacional en España, pero también entre la población inmigrante, una situación que en su opinión "se ha deteriorado claramente", según concluye en su informe Las perspectivas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, presentado este miércoles en Bruselas.

Según el estudio, a finales de 2010 —últimos datos disponibles— había en nuestro país alrededor de 4,7 millones de parados, de los que el 32% eran inmigrantes.

Según la OCDE, en España entre 2008 y 2011 la tasa de desempleo de la población nacida en el extranjero aumentó en 15 puntos porcentuales —y 9 puntos porcentuales para la población autóctona—, "los mayores incrementos en toda el área de la OCDE".

Casi la mitad de los jóvenes en paro

La organización dedica un espacio único a la población joven no nativa en su análisis ya que, según explica, "la crisis ha supuesto una presión adicional" para los jóvenes inmigrantes en toda la OCDE.

Concretamente, la tasa de desempleo de los inmigrantes jóvenes fue de alrededor del 48% en España en 2011 —19 puntos superior a la de los inmigrantes adultos—.

Por otra parte, y al contrario de lo que sucede en la mayoría de los países de la OCDE —donde los inmigrantes jóvenes sufren una mayor desventaja en el mercado laboral que los autóctonos jóvenes—, el informe destaca que en España los dos grupos de jóvenes padecen una situación laboral similar.

Entre 2008 y 2011 la tasa de empleo cayó alrededor de 15 puntos porcentuales para ambos grupos, siendo la tasa de desempleo de los inmigrantes jóvenes en el año 2011 solo 3 puntos porcentuales superior a de los jóvenes nativos (45%).

Por otra parte, el informe de la organización destaca que entre 2008 y 2011 el número de personas jóvenes en los países de la OCDE que ni estudian, ni pueden conseguir un empleo, "aumentó considerablemente entre los inmigrantes".

El desempleo de larga duración para los inmigrantes jóvenes en España ha aumentado un 14% en un año, señala la OCDE, que recuerda que este grupo tiene que optar por el empleo precario o de media jornada.

El discurso político se radicaliza con la crisis

Con la recesión económica aún viva y una opinión pública manipulable con las cuestiones de inmigración, "muchos gobiernos han introducido medidas restrictivas" en esta materia, señala el informe.

El titular europeo de Empleo, Laszlo Andor, ha señalado que "la política está utilizando un mensaje demasiado catastrofista, que resulta contraproducente", al hablar de inmigración.

En la misma línea, Malmstrom ha destacado "el aumento en la Unión Europea de representantes públicos de partidos de extrema derecha que utilizan discursos contra los recién llegados en el contexto de crisis".

De hecho, el secretario general de la OCDE, Angel Gurría ha advertido de que "si el nivel de llegada de inmigrantes continúa al ritmo actual, no habrá suficiente personal activo para cubrir la fuerza de trabajo necesaria en Europa de cara a 2015".

Tanto el secretario general de la OCDE como los comisarios europeos han llamado la atención sobre "el papel esencial de la inmigración en la recuperación económica".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento