Berrero muerto tras ser supuestamente toreado clandestinamente.

Cuatro jóvenes de entre 21 y 25 años de edad se enfrentan a los delitos de maltrato animal y daños después de, supuestamente, entrar de madrugada en una finca de ganado bravo de Zarza la Mayor (Cáceres) y torear, sin permiso de su dueño, varias reses provocando supuestamente la muerte de un becerro por la "extenuación" sufrida tras haber sido toreado, así como la inutilización de otros 12 al no ser ya aptos para la lidia en festejos taurinos.

Página 1 de 10