Una mala pasada
Una mujer se vuelve viral por culpa de los pantalones que hicieron creer que iba desnuda. ARCHIVO

Si hay algo que hemos aprendido después de ver esto es que nunca se deben comprar unos leggins del mismo color que nuestra piel. ¿Por qué? Porque te puedes terminar convirtiendo en objeto de bromas por una ilusión óptica. O porque la gente puede tener una mente perversa.

Así le sucedió a una señora que estaba haciendo la compra tranquilamente en el supermercado. Ella empujando su carrito hasta que uno baja la vista y parece que no lleva nada. En Facebook, han compartido la imagen y, en un primer vistazo, los usuarios han pensando también que la mujer iba desnuda.

Como se esperaba, el post ha acumulado miles de comentarios. "Pensé que no tenía los pantalones puestos hasta que me fijé sus tobillos", escribe una persona bajo la foto.

"Honestamente creía que estaba desnuda de cintura para abajo". Y eso no es lo único extraño de la foto: si nos fijamos bien en el carrito, la chica que va sentada dentro... ¿no es un poco mayor para que la empujen?

Hay que mirar dos veces

"¡Todos estábamos tan preocupados con por pantalones que no nos dimos cuenta de los 175 meses de edad que tiene el bebé del carrito!", dice con ironía una persona.

Pero esta no es la única vez que alguien se vuelve viral por un 'error' con su estilismo. Jennifer Lopez acumuló cientos de comentarios cuando se puso unas botas denim Versace con las que más de uno y de dos creyó que iba con los pantalones bajados.

Lejos de la farándula, una mujer dejó en shock a unos cuantos por unas mallas de Disney con el estampado de Cruella de Vil. Inocentes y bonitos, de no ser por el sitio en el que quedaba plantada la cara de la villana... o mejor dicho, su pelazo puntiagudo cubriendo la zona de la entrepierna. Si Keira Knightley los descubre es propable que los vete para su hija pequeña.

Cruella