Un restaurante de Corea del Sur se ve obligado a cerrar tras una crítica falsa en YouTube

Dos personas en un restaurante en una imagen de archivo.
 Imagen de archivo de dos personas en un restaurante.
EFE

Si el 2020 ya se está haciendo cuesta arriba para el sector de la hostelería, imagina que te ves obligado a cerrar tu restaurante por una crítica falsa que se publica a través de Youtube. Esto es lo que le ha ocurrido a un negocio de The Korea Herald, situado en Corea del Sur.

El pasado 7 de diciembre, HayanTree, un popular crítico de restaurantes en YouTube, publicó una reseña en vídeo de un local especializado en el cangrejo marinado. En un momento dado, el influencer volvió a llenar su plato, pero notó algo extraño en su comida, pues el adobo contenía granos de arroz, lo que le hizo pensar que el restaurante podría estar reutilizando la comida que no vendía.

La crítica se hizo viral rápidamente y afectó al restaurante que, finalmente, se vio obligado a cerrar tan solo unos días después. "En menos de dos o tres horas, los miembros de nuestro personal dejaron la explicación de que no reutilizamos nuestra comida y pudimos proporcionar el metraje completo de la cámara de seguridad, pero nuestros comentarios se bloquearon por lo que la gente no podía verlos", explicó el dueño del restaurante.

El vídeo de las cámaras de seguridad demostró que los granos de arroz que el youtuber había notado en su plato procedían del plato anterior que este había tomado y que, antes de volver a llenarlo, ya se encontraban en la vajilla. El propio influencer reconoció su error, eliminó su crítica negativa y publicó un vídeo de disculpa en su lugar.

"Fui a disculparme con el dueño del restaurante por crear el vídeo sin pensar en mi impacto, pero el dueño no se sintió cómodo filmando otro vídeo", explica HayanTree. "Debí de haber hecho el vídeo con hechos precisos y lamento mucho mi ignorancia".

La disculpa del youtuber no hizo tanto efecto como la crítica negativa pues, cuando el influencer regresó para grabar otro vídeo, el negocio ya había cerrado: "Estoy realmente frustrado y quiero saber si es posible prevenir el abuso y la tiranía de los youtubers, que da más miedo que el coronavirus. Estoy solicitando leyes y regulaciones para que los autónomos puedan concentrarse cómodamente en sus negocios".

El propietario de The Korea Herald publicó una petición nacional en el sitio web de Cheong Wa Dae, expresando su frustración sobre cómo HayanTree manejó la situación y pidiendo a las autoridades que intervengan y regulen los poderes de los influencers para evitar que otras empresas sufran lo mismo que él.

Por su parte, HayanTree tan solo ha experimentado una bajada en el número de suscriptores a su canal, pero no ha habido ninguna consecuencia legal. En Corea del Sur, la historia ha provocado un enorme debate sobre el poder de las redes sociales y la falta de regulación en este campo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento