Javier Tebas
Javier Tebas atiende a los medios de comunicación. LaLiga

Javier Tebas ha salido al paso de la carta que ha enviado la RFEF para denegar la disputa del Girona-Barcelona en Miami el 26 de enero. El presidente de LaLiga compareció ante los medios después de la Comisión Delegada de la entidad, y de hecho interpreta que no es un rechazo al partido en sí, sino que sólo les piden "más documentación".

El mandatario oscense leyó una parte de la carta: "'Si bien acusamos recibo de su solicitud, no podemos avanzar en su tramitación hasta que se nos provea de la documentación aclaratoria solicitada y garantice el debido cumplimiento de todos los preceptos legales y reglamentarios para poder resolver conforme a derecho, y arreglar las elecciones interpretativas para este tipo de casos que puedan fijar la FIFA y la UEFA'. Por lo tanto no está diciendo que no, sino que nos está pidiendo más documentación para poder resolver en derecho", analizó Tebas.

"Muchas ganas no tienen, lo tengo claro. Lo que vengo diciendo desde hace tiempo: soy optimista. Una cosa es que uno no tenga intención o no le guste que hagamos este partido y otra que el presidente de una institución como la RFEF tenga que resolver en derecho, porque hay muchísima responsabilidad. Y más cuando se ha llevado ya un partido internacional a Tánger", recordó Tebas, que también criticó a los que se han puesto en su contra.

"Todos los que hablan de adulteración de la competición... también allí se puede dar, ¿no? Parece un puritanismo deportivo que no existe. O algún ejemplo que he leído del Sevilla-Real Madrid que se jugó en la Cartuja en vez de en el campo del Sevilla. Trabajaremos en lo que nos piden y creemos que tenemos todo el derecho en esa cuestión. Me sorprende que siga hablando de la FIFA, cuando la FIFA podrá pensar, y su presidente Infantino tendrá una opinión que respeto muchísimo, pero no está en el procedimiento reglamentario y habrá que ver la opinión de otras instituciones", reiteró.

Tebas argumenta que este partido "es un tema estratégico", no un capricho propio, y está dispuesto a ir a donde haga falta. "Para nosotros Estados Unidos es muy importante para posicionarnos, este partido es muy importante para nosotros. Desde LaLiga no va a estar en que nos digan 'no'. Vamos a seguir trabajando para que se nos ampare donde sea, porque en derecho, y en el deportivo y el historial, tenemos razón. El partido se tiene que jugar en Miami el 26 de enero", insiste.

Tanto es así que el presidente de LaLiga asegura que, a día de hoy, "el partido sigue adelante". "Hemos tenido contacto con el Girona, seguimos con el tema de las entradas... Seguimos con todo igual. Creemos que tenemos razón y lo haremos valer en los organismos que creamos pertinentes. La carta demuestra que tenemos razón. Vamos a responder a todo lo que hay. No es que a mi me apetezca que haya un partido en Miami, es un tema estratégico en el plan de implementación de la marca en una competencia feroz que hay en los derechos audiovisuales.

Tebas vs. Rubiales

La pelea entre LaLiga y la RFEF no es algo de ahora, sino que viene de muy atrás. "Es como en la época de Villar. Yo nunca he tenido ningún tipo de ego. Ayer AFE decía que consideraba que lo tenía que haber dicho antes, y he pedido perdón no sé si siete u ocho veces. Me podré haber equivocado, pero no sabía que se le diera tanta importancia a la forma y no al fondo", dijo.

El partido de la Supercopa de España que enfrentó al Sevilla y al Barcelona es uno de sus principales argumentos: "No es nada diferente a llevar un partido a Tánger como ha hecho el presidente Rubiales. Este tema de los egos yo creo que ya lo tiene superado, pero no lo sé. No es una lucha de egos. Es un planteamiento estratégico. Cuando hemos firmado un acuerdo, que insisto no es obligatorio ir, con una compañía, que es mucho más amplio a quince años y que haremos los mejores esfuerzos", dijo.

En caso de que la negativa sea firme, Tebas promete guerra: "No nos vamos a quedar con los brazos cruzados. Hay muchos mecanismos desde muchos ámbitos (legal, deportivo...) para intentar trabajarlo. Lo que es claro es que tenemos el firme objetivo de hacerlo y hay que ver qué responden, porque quiero ver cuáles son sus últimos argumentos para denegarlo. Ya estamos viendo que ayer se dijo que se denegaba en absoluto y acabamos de leer la resolución: no se deniega el partido", reiteró.

Sin ponerse fechas límite, sí han pedido una reunión a tres bandas (presidentes de Girona y Barcelona, LaLiga y RFEF), pero Rubiales se ha negado "Parece ser que tiene la agenda llena...", ironiza Tebas.