Sandro Rosell
Foto de archivo de el expresidente del Barça Sandro Rosell, a su llegada a la Audiencia Nacional. EMILIO NARANJO / EFE

Sandro Rosell cumple dos años en prisión preventiva a la espera de su juicio por un presunto blanqueo de capitales cuando era presidente del FC Barcelona. El proceso arranca el próximo lunes.

El ex dirigente ha hablado en exclusiva para RAC1 y ha relatado cómo se siente tras más de 600 días en la cárcel: "Para mí lo peor son mis padres. Me han robado dos años de mi vida con mis padres cuando más lo necesitaban, porque son mayores y me necesitan a su lado. Me da mucha pena también estar lejos de mis hijas y de mi mujer", explicaba.

Rosell se lamentaba de haberse perdido el 18 cumpleaños de su hija y las bodas de plata con su mujer. "He pasado por todos los estados, duda, indignación, sorpresa...Es surrealista y mi familia está triste", relataba.

En la entrevista fue cuestionado por la polémica del transplante de Eric Abidal en el que se vio envuelto cuando saltaron sospechas de haber conseguido el hígado de forma ilegal: "Qué animalada", se limitó a decir el expresidente del Barça.