Líneas torcidas en el Benito Villamarín
El Betis puso la línea del centro del campo torcida por una campaña para concienciar de los peligros de beber alcohol y conducir. Real Betis

El Betis sorprendió con una curiosa manera de colocar las líneas de su campo en el Benito Villamarín. Antes del arranque del encuentro contra el Eibar, la que divide los campos no estaba perfectamente recta, como siempre, sino que lucía totalmente torcida.

Después del partido se explicó el motivo: era una campaña para concienciar contra el alcohol al volante. El equipo verdiblanco, en asociación con Uber, mostraron las consecuencias de una manera muy gráfica. El lema era muy elocuente: "Cuando bebes y conduces, todo se tuerce".

En el último partido en su estadio en 2018, el Betis mostró su lado más solidario. Aparte de esta iniciativa para concienciar de los peligros de beber y conducir, durante el descanso también promovieron el lanzamiento masivo de peluches al campo, que luego se donarán a las familias más necesitadas.

El equipo de Quique Setién no pudo redondear la victoria, ya que el Eibar les empató e incluso tuvieron ocasiones para ganar.