El Girona necesita un milagro para seguir en Primera División el año que viene. La victoria del Levante ha servido para que los granota consumen la permanencia, pero ha dejado a los de Eusebio con pie y tres cuartos en Segunda.

Stuani adelantó al Girona, pero dos minutos después empató Morales para el Levante. Enis Bardhi aprovechó un desajuste defensivo a cuatro minutos del final para darle la victoria a los granota y dejar prácticamente descendido al equipo gerundense.

Esta derrota del Girona y la del Celta deja a catalanes y gallegos como los únicos en poder descender, con tres puntos de diferencia entre ambos pero ventaja para los vigueses. Dado que tienen el 'goal average' particular empatado, hay que mirar el general. La diferencia entre ambos es de -5, por lo que el Girona debe conseguir una diferencia de seis goles con los gallegos en la última jornada. Les vale, por ejemplo, ganar 0-3 al Alavés y que el Celta pierda 0-3 con el Rayo Vallecano en la última jornada.