El FC Barcelona despidió la temporada ante su afición con una victoria sin brillo ante el Getafe. Este partido suponía el reencuentro de los culés con sus seguidores tras la dolorosa eliminación de Champions frente al Liverpool, y se saldó con un triunfo que no ayudó a calmar la tensión.

Los azulgrana no vivieron un partido cómodo, aunque se adelantaron por medio de Arturo Vidal cinco minutos antes del descanso. A pesar de los intentos de los madrileños, los culés aguantaron y sentenciaron gracias a un remate de Messi que tocó en los defensas rivales.

Este resultado deja tocado al Getafe, que cede la cuarta plaza de la clasificación al Valencia y ve cómo se complican sus opciones de jugar la próxima Champions League.