El Leganés no pudo despedirse de su afición con una victoria. Lo impidieron el Espanyol y Borja Iglesias, que demostró querer pelear con Iago Aspas el título de mejor goleador español de la Liga.

En el 35, el 'Panda' adelantó a los visitantes, a los que se aclaró un poco más el panorama antes del descanso, cuando el Leganés se quedó con uno menos por expulsión de Bustinza.

Iglesias fue el autor también del 2-0, en esta ocasión al transformar un penalti por mano de Omeruo.