Marc deja el mundial a tiro
Marc Márquez, Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo, en el podio del GP de Malasia de MotoGP. En una semana marcada por la leve sanción a Marc Márquez por su acción en el Gran Premio de Aragón y las duras declaraciones de Jorge Lorenzo apoyadas por Dani Pedrosa, el de Cervera respondió en la pista de Sepang con un segundo puesto. EFE

En una semana marcada por la leve sanción a Marc Márquez por su acción en el Gran Premio de Aragón y las duras declaraciones en forma de queja de Jorge Lorenzo apoyadas por Dani Pedrosa, el de Cervera respondió en la pista de Sepang con un segundo puesto que le deja el título de MotoGP a tiro.

De nuevo hay que recurrir a la épica para explicar lo sucedido en el GranPremio de Malasia. Pedrosa se reencontró con la victoria gracias a una carrera perfecta en medio de la tremenda batalla entre la sensación de la temporada y el doble campeón del mundo de la categoría reina.

Verle pasarme me enfadó

Los ánimos de los pilotos estaban caldeados, algo que se notó en Sepang. Lorenzo y Pedrosa salieron con el cuchillo entre los dientes y, ayudados por un nuevo error de Márquez en la salida, rápido rebasaron al líder del campeonato. Pedrosa impuso un ritmo imposible para Lorenzo, que fue perdiendo comba respecto al catalán al mismo tiempo que veía cómo se le acercaba Márquez.

Si durante las primeras vueltas el ilerdense fue mero espectador de la exhibición de sus dos máximos rivales por el título, hacia la mitad de la prubea Márquez le cogió el pulso a la carrera. Paciente, Marc puso su objetivo en Lorenzo. Durante varias vueltas, ambos pilotos libraron una lucha encarnizada, en la que se llegaron a tocar en una ocasión, y de la que finalmente Márquez salió victorioso. "Verle pasarme me enfadó", dijo disgustado Lorenzo tras la carrera.

Márquez ya puede ser campeón

Marc Márquez sale de Sepang con 43 puntos de ventaja sobre Lorenzo y 54 sobre Pedrosa, por lo que puede ganar el título mundial ya en el próximo Gran Premio.

De cara a la próxima prueba del Mundial, que será en Australia, en la que se verá el primer 'match ball' entre Márquez y Lorenzo, si el piloto de Honda consigue acabar primero y el mallorquín no puede pasar de la tercera posición, el de Cervera se convertirá matemáticamente en el nuevo campeón de la categoría reina del motociclismo.

Nuevo triplete español

El Gran Premio de Malasia volvió a significar un nuevo recital de los pilotos españoles, que con sus triunfos lograron el vigesimoquinto triplete de victorias españolas en el campeonato del mundo. A la de Pedrosa en la categoría reina, se sumaron las de Rabat en Moto2 y Salom en Moto3.

En la segunda cilindrada, Pol Espargaró dio un gran paso hacía el campeonato tras acabar en segunda posición y recortar 11 puntos con respecto al líder Scott Redding , que acabó séptimo. La carrera estuvo marcada por el accidente inicial protagonizado por AxelPons, que se fue al suelo provocando una caída en bloque de hasta seis pilotos, que no sufrieron daños personales.

En Moto3, Luis Salom dio un golpe de autoridad y aumenta la ventaja con sus rivales. Salom suma su séptima victoria de la temporada y 284 puntos, catorce más que Alex Rins y 26 respecto a Maverick Viñales, que en Sepang sólo pudo ser quinto. El tercer puesto fue para el portugués Oliveira.