William Carvalho pelea por un balón con Giacomo Bonaventura.
William Carvalho pelea por un balón con Giacomo Bonaventura. EFE

Portugal se ha impuesto a Italia (1-0) en la segunda jornada del Grupo 3 de la primera división de la UEFA Nations League. El equipo entrenado por Fernando Santos ha sido muy superior a su rival, a pesar de la consensuada ausencia de Cristiano Ronaldo, que aprovecha para pasar algunos días de vacaciones.

Ha llamado especialmente la atención la gran rotación que ha realizado Roberto Mancini –se han quedado en el banquillo pesos pesados como Bonucci o Chiellini-, y lo cierto es que el once de la cuatro veces campeona del mundo estaba, por nivel, bastante lejos de las exigencias históricas de la camiseta.

Portugal ha sido muy superior en todo momento, y el primer tiempo, a pesar de que acabó en igualada, bien podría haber finalizado con una importante ventaja del cuadro portugués. La primera gran ocasión del equipo luso llegó mediado el primer tiempo, con Bernardo Silva recogiendo un rebote y superando a Donnarumma, aunque su disparo lo sacó bajo palos Romagnoli. Una pelota que se marchó al palo tras un rebote, un minuto después, y un gran disparo de William Carvalho, que se marchó rozando el poste de la portería defendida por Rui Patricio, fueron las mejores opciones de los lusos.

El segundo tiempo también comenzó con gran dominio por parte del vigente campeón de Europa, y nada más arrancar logró hacer el 1-0. Fue una pérdida de balón de Italia en medio campo, Bruma condujo bien el cuero y cedió a André Silva, que definió de maravilla tras un gran control. Poco después Bernardo Silva respondió con un excelente remate que sacó Donnarumma.

Italia se fue con todo arriba, pero lo cierto es que no consiguió generar ocasiones claras para igualar la contienda, y volvió a dejar grandes dudas después de la igualada del debut ante Polonia. Portugal, por su parte, arrancó con muy buen pie, aunque dejó la nota negativa de la retirada de William Carvalho por molestias musculares.