Alberto Contador, durante la primera jornada de descanso del Tour 2013
El ciclista madrileño Alberto Contador espera a que uno de los mecánicos del equipo Saxo-Tinkoff ajuste el cambio de su bicicleta durante la primera jornada de descanso del Tour 2013. EFE

El ciclista Alberto Contador (Saxo Tinkoff) mantiene la confianza en recuperar el tiempo perdido respecto a Chris Froome, actual líder del Tour de Francia 2013, pero admite que saldrá con desventaja respecto al británico en los 33 kilómetros contrarreloj de este miércoles y anuncia que la última semana puede ser decisiva: "La contrarreloj se adapta mejor a Froome. Será difícil para mí porque es plana, para rodadores. Parto con desventaja respecto al líder, pero daré el 100 por ciento y veremos cómo salimos de esa crono".

La contrarreloj se adapta mejor a Froome. Será difícil para mí porque es plana

Contador tiene claro que lo va a intentar, que si no creyera en la remontada "no estaría aquí", así que anunció que asumirá riesgos. "A todos nos duelen las piernas cuando la carretera se levanta", recordó. El corredor madrileño no tenía en sus planes iniciales llegar a la cronometrada a 1.51 minutos del maillot amarillo: "Después de Pirineos me hubiera gustado estar en el mismo tiempo de Froome. No tuve buen día en Ax-3-Domaines, pero gracias a Roman Kreuziger aún estoy en carrera", dijo.

Contador admitió: "Froome está muy fuerte y mi estado no es extraordinario, pero pueden pasar muchas cosas". Según su experiencia, la última semana es la mejor y eso le da confianza y optimismo: "El año pasado en la Vuelta la última semana se le hizo larga a Froome". El jefe de filas del Saxo Tinkoff tiene claro que lo va a intentar, que si no creyera en la remontada "no estaría aquí", así que anunció que asumirá riesgos: "A todos nos duele las piernas cuando la carretera se levanta".

Sobre la etapa con final en Bagneres de Bigorre en la que Froome se quedó sin equipo, Contador explicó las razones por las que no atacó al británico, quien rodó solo desde el primer puerto de la segunda etapa pirenaica: "Estuve mirando y analizando la carrera y creí que atacar no hubiera tenido sentido. Quedaban 30 kilómetros para meta y pensé que el grupo era muy grande. Guardé esas fuerzas que me harán falta para la contrarreloj", zanjó.

El hecho de que Froome pueda mantenerse sin equipo sorprendió a Contador, pero sacó una lectura esperanzadora: "Siempre es bueno ver que en algunos momentos puede haber debilidad, pero no será algo habitual. Nos sorprendió a más de uno, pero si hay otra ocasión como esa habrá que aprovecharla". No faltó una pregunta sobre dopaje en la rueda de prensa que se celebró en La Baule. "¿Podemos confiar en que nunca se ha dopado?", le preguntaron. Y respondió: "Siempre he practicado el ciclismo de manera limpia. Tú puedes (al periodista) confiar en lo que quieras".

Valverde y Quintana, confiados

Alejandro Valverde, segundo de la general del Tour de Francia, considera que el líder Chris Froome (Sky) "no tiene el gran equipo del año pasado" y si en los Alpes vuelve a quedarse solo "se le puede hacer mucho daño": "Cualquiera puede tener un mal día, pero veremos si el Tour se le hace largo. Si se queda solo en alguna etapa de los Alpes se le puede hacer daño. No tiene el gran equipo del año pasado". El ciclista murciano hizo balance de la primera semana de carrera:  "De momento es muy bueno, soy segundo después de la primera semana y hemos pasado Pirineos después de dos etapas muy bonitas. La de ayer se recordará. Salgo como segundo y espero llegar así a París, y si es más adelante mejor".

En la crono aspiro a ser el primero entre los demás favoritos

El jefe de filas del Movistar comentó que si su equipo dejó pasar la oportunidad de eliminar a Froome cuando se quedó sin equipo fue porque el líder se mostró "muy fuerte":  "Es cierto que se quedó solo, pero fue difícil dejarle subiendo, y en el llano no se podía hacer estrategia de equipo. Eliminamos a Richie Porte, un hombre sólido en la montaña y superior en la contrarreloj. Eso también fue una recompensa para nosotros".

Ante la contrarreloj del miércoles en Saint Malo admitió que Froome está por encima del resto: "Froome está por encima de todo contrarreloj y lo demostró hace poco en el Dauphiné. Espero perder el menor tiempo posible, aspiro a estar el primero de los demás favoritos y mantener el segundo puesto".

Por su lado el colombiano Nairo Quintana, la gran sensación de esta edición, se mostró satisfecho de su actuación hasta ahora en el Tour de Francia y aseguró que espera acabar entre los diez primeros y mantener el jersey amarillo de mejor joven: "Soy joven y no sé hasta dónde puedo llegar, por ahora estoy dentro de los diez primeros. Espero mantenerme en el 'top 10' y mantener la camisa blanca hasta París.  he venido a hacer el papel que me toca, Alejandro es el líder absoluto y todos estamos trabajando para él".