Así vivieron en los garajes de Mercedes y Red Bull la épica resolución del Mundial de F1: Netflix se frota las manos

Christian Horner y Toto Wolff, durante la última vuelta del GP de Abu Dhabi
Christian Horner y Toto Wolff, durante la última vuelta del GP de Abu Dhabi
Captura

La última vuelta del GP de Abu Dhabi ya está por méritos propios entre las mayores gestas jamás vistas en la historia del deporte. La decisión (bastante arbitraria, pero sin duda más espectacular) de Michael Masi de reanudar la carrera después del coche de seguridad para que se resolviera la victoria a un único giro derivó en una de las resoluciones más épicas y emocionantes que se recuerdan en la Fórmula 1.

En este escenario, tan importante fue lo que se vivió en pista como en el muro. Las cámaras siguieron a Toto Wolff, jefe de Mercedes, y a Christian Horner, su homólogo de Red Bull, que obviamente vivieron el duelo de manera muy distinta.

Max Verstappen y Lewis Hamilton han brindado a los aficionados de la Fórmula 1, tanto los nuevos como los veteranos, la mejor temporada de su historia, culminada en un GP de Abu Dhabi épico que tuvo de todo: incluso protestas 'post-carrera'.

Los lloros de Wolff

En el caso del responsable (y dueño del 33% del equipo) de la escuadra campeona (Mercedes ganó el título de constructores, aunque pasó casi desapercibido) es carne de convertirse en un meme eterno. Wolff pasa de la desesperación, al enfado, a la ironía, a la tristeza y, en última instancia, a la aceptación. Casi como las fases del duelo. 

El momento cumbre, cuando se pone los auriculares para meter presión a Masi en el momento justo en el que Verstappen adelanta a Hamilton mientras estalla la grada: "¡No, Mickey, no! ¡Eso no está bien!". Los mecánicos y Bradley Lord, el responsable de comunicación del equipo, intentaron venirse arriba cuando su piloto intentó recuperar la primera posición... sin lograrlo. 

El dirigente austriaco se puso irónico entonces: "Mickey, ¿qué fue eso?". Este tipo de quejas entran dentro de la lógica si se ve la actitud de Mercedes después de la carrera, cuando protestaron el resultado para intentar ganar en los despachos lo que perdieron en la pista.

El estallido de júbilo de Horner

Radicalmente distinto fue lo ocurrido en el muro de Red Bull. Christian Horner, máximo responsable del equipo (y gran rival de Wolff este año), intenta mantener la calma pero era imposible. Con los ojos clavados en la pantalla, el británico gritaba a cada ataque de Verstappen... y tragaba saliva en cada frenada temiendo un toque entre ambos.

Cuando Hamilton intentó atacar al neerlandés en la curva 9, Horner tuvo que levantarse de la silla... hasta que finalmente estalló de júbilo cuando Max Verstappen se convertía en el 34º campeón del mundo de la historia de la Fórmula 1.

A buen seguro que estas imágenes, correspondientemente editadas, serán uno de los puntos más emocionantes y esperados de la próxima temporada de 'Drive To Survive', la serie documental de Netflix que muestra (a su particular modo) los entresijos de la Fórmula 1.

Irónicamente, Verstappen anunció su veto a esta plataforma por los trucos de montaje y guionizaciones forzadas que realizaron durante las pasadas campañas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento