El ministro Ábalos responsabiliza al piloto del avión de que el Real Madrid viajara a Pamplona en pleno temporal

Aeropuerto de Barajas.
Aeropuerto de Barajas con nieve.
AENA

El aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez suspendió todos los vuelos el viernes 8 por la tarde, ante el avance de la borrasca Filomena. El peligro tanto en el despegue como en el aterrizaje hizo que se bloquearan todas las salidas y llegadas. Sólo un avión salió del aeródromo de más tráfico de Europa en esa jornada: el que llevó a la plantilla del Real Madrid a Pamplona.

El responsable máximo de lo que ocurra en Barajas, el ministro José Luis Ábalos, ha respondido en rueda de prensa al respecto. Las quejas de los viajeros que tuvieron que suspender vuelos y algunos que aún, 48 horas después, siguen atrapados allí han suscitado una enorme polémica. Incluso los propios miembros de la expedición madridista se mostraron muy contrariados por volar en semejantes condiciones.

Ábalos ha escurrido su responsabilidad y ha señalado al ejecutor directo del vuelo: el piloto del avión. "El aeropuerto estaba operativo, pero ofrecía muchas dificultades para establecer vuelos. El avión salió en ese momento de transición entre la suspensión definitiva de vuelos, y fue decisión del piloto, que entendía que se daban las condiciones de seguridad para proceder al despegue", ha explicado el responsable de la cartera de Transportes, Movilidad y Agencia Urbana en su comparecencia junto a su homólogo de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El avión del Real Madrid estuvo varias horas detenido en la pista, con todos los jugadores y miembros de la expedición blanca esperando. Se llegó a plantear la suspensión del viaje, como ocurrió con el del Athletic a Madrid para enfrentarse al Atlético, pero finalmente pudieron aterrizar en Pamplona.

Zidane explicó, tras el empate, el enfado generalizado de los madridistas, no por el resultado en sí, sino por las condiciones en las que se realizó el viaje y se disputó el encuentro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento